¿Qué tan efectivos son los mandatos de financiamiento para el acceso abierto?

Por Lilian Nassi-Calò

La modalidad de publicación en acceso abierto de resultados de investigación, que tiene el Programa FAPESP SciELO lanzado en 1998 como pionero y que se formalizó cuatro años después en la Declaración de Budapest (Budapest Open Access Initiative – BOAI) el 14 de febrero de 2002, ha permeado la comunicación científica desde hace más de dos decadas. Innumerables soluciones e iniciativas buscan promover esta forma de publicación en países desarrollados donde se comercializa el acceso a la mayoría de las revistas indexadas. Existen varios tipos de acceso abierto, con énfasis en revistas que publican todos los artículos en acceso abierto con o sin cobrar una tarifa de publicación por parte de los autores (vía dorada), revistas comercializadas que publican artículos en acceso abierto después del pago de la tarifa de publicación por los autores (vía híbrida) y depositando los artículos en repositorios institucionales y temáticos después de su publicación por una revista (vía verde). Sin embargo, menos del 50% de los artículos indexados son de acceso abierto. También hay un uso creciente de la modalidad de preprints; cuando el investigador deposita el manuscrito en un servidor de preprints de antemano o en paralelo con el envío a una revista.

En este contexto, las agencias de financiación de la investigación establecen políticas y mandatos1, algunos con fuerza de ley para garantizar que la investigación financiada con fondos públicos se ponga a disposición del público en acceso abierto.

En Brasil, la FAPESP y el Programa SciELO más una vez, siguiendo el espíritu pionero de adoptar el acceso abierto para la publicación de revistas en línea como proyecto piloto en 1997, incluso antes de la Declaración de Budapest, lideran el lanzamiento en 2019 de una política de acceso abierto a los resultados de los proyectos y becas financiadas por la Fundación.

Además de la FAPESP, otras instituciones en Brasil han adoptado políticas de acceso abierto, como la Fundação Oswaldo Cruz (Fiocruz), la Escola Nacional de Saúde Pública Sergio Arouca (ENSP) da Fiocruz, la Fundação Getúlio Vargas (FVG), la Universidade Federal da Bahia (UFBA), , la Universidade de São Paulo (USP), y la Universidade Federal de São Paulo (Unifesp), por nombrar solo algunos listados por el portal RoarMap. Esta fuente, aunque incompleta, ya que depende del autorregistro, enumera solo 26 iniciativas brasileñas y no incluye el repositorio de la FAPESP, por ejemplo.

En América Latina, también según esta fuente, los siguientes países cuentan con políticas institucionales y repositorios de acceso abierto para la producción intelectual: Argentina (7 instituciones), Colombia (6 instituciones), México (3 instituciones), Panamá (2 instituciones) y Perú (9 instituciones). De estas, cabe mencionar la política argentina, que fue votada en noviembre de 2013 y aprobada como ley por el Congreso del país, denominada ley de repositorios digitales institucionales de acceso abierto en Argentina.

En los países desarrollados, uno de los primeros mandatos fue instituido por la Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, en marzo de 2008, lo que atrajo la atención de la sociedad y la prensa fuera del ámbito académico, principalmente por enfocarse en el tema de los derechos de autor, un componente importante del acceso además del acceso gratuito a los artículos. Poco después, los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (US National Institutes of Health – NIH) en abril del mismo año crearon un mandato, que luego se transformó en ley, determinando que todos los artículos deberían estar disponibles públicamente en el repositorio de PubMed Central antes de 12 meses desde la fecha de publicación.

Después de estos proyectos pioneros, siguieron numerosos mandatos de instituciones de investigación, agencias de desarrollo e instituciones gubernamentales de varios países. El portal RoarMap enumera hoy 143 mandatos de financiadores y organizaciones de investigación que actúan como financiadores, además de 845 mandatos de instituciones de investigación únicas o múltiples en todo el mundo. Más recientemente, el Plan S, lanzado en Europa a finales de 2018 para acelerar la transición al acceso abierto a partir de enero de 2020, impone mandatos de acceso abierto para toda la investigación financiada con fondos públicos de 15 agencias de financiación de la investigación. Once de países europeos, uno del Reino Unido, dos de países africanos y uno de Oriente Medio, además de donantes filantrópicos internacionales.

Pero, ¿esos mandatos serían realmente eficaces para promover el acceso abierto? Un estudio realizado en octubre de 20182 por Vincent Larivière y Cassidy Sugimoto, poco después de la publicación del Plan S, analizó datos bibliométricos de 1,3 millones de publicaciones indexadas en la base de datos Web of Science (WoS) resultado de una investigación financiada por 12 agencias de financiación. en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Europa. Los resultados fueron muy variables según las disciplinas y los financiadores, sin embargo, entre la vía dorada y la vía verde, dos tercios de los artículos están, de hecho, disponibles para lectura.

Los resultados del estudio muestran que, desde 2009, la proporción de artículos disponibles para el acceso tanto en la vía dorada como en la verde ha ido aumentando, alcanzando el 47,5% en la fecha de publicación del estudio, a pesar de que la proporción de acceso vía verde se ha mantenido constante. el camino dorado se ha estrechado. Wellcome Trust (ahora Wellcome) tiene el porcentaje más alto de acceso abierto, con 3% dorado, 9% verde y 80% verde + dorado, lo que deja solo el 8% de la literatura de acceso de pago. El Medical Research Council del Reino Unido tiene tasas similares (4% dorado, 10% verde y 76% verde + dorado, con solo un 10% de acceso de pago), así como NIH (2% dorado, 40% verde + dorado, 46 % verde y 12% de acceso pagado). La Gates Foundation también tiene buenos resultados, con 9% dorado, 11% verde, 63% de verde + dorado y 17% de acceso pagado.

Las agencias con peor desempeño en este estudio son el Social Sciences and Humanities Research Council (SSHRC), con tasas del 7% en los siguientes verde + dorado, solo verde y solo dorado, y la alta tasa de acceso pago del 79%; comparable a Canadian Institute of Health Research (CIHR), con 12% dorado, 9% de verde, 34% de verde + dorado y 45% de acceso pagado.

El área de investigación también influye en la disponibilidad de artículos en acceso abierto, según datos del estudio. La biomedicina, la medicina clínica, la salud y las matemáticas tienen mayores porcentajes de acceso abierto. Las ciencias espaciales, la física, la biología y los campos profesionales se encuentran en una posición intermedia, mientras que las ciencias sociales, la química, la ingeniería y la tecnología son las menos disponibles para los artículos de acceso abierto. Estas disciplinas, sin embargo, cuando son financiadas por ciertas agencias como NIH, Wellcome, Gates y otras, han experimentado excelentes tasas de acceso abierto en dorado y verde. Entonces, esta no es una cultura relacionada con las disciplinas, sino más influenciada por las agencias de desarrollo, indica el estudio.

El análisis tuvo en cuenta únicamente la disponibilidad de artículos en línea para ser leídos, sin evaluar los derechos de autor, inherentes a la política de acceso abierto. En cuanto a los repositorios, se consideraron tanto postprint como preprint, como arXiv y similares.

Las dos agencias con el mayor porcentaje de artículos de acceso abierto, NIH y Wellcome, tienen repositorios bien conocidos y ampliamente utilizados, PubMed Central para NIH y Europe PubMed Central para Wellcome. Estas agencias afirman tener políticas muy estrictas en cuanto al incumplimiento por parte de los autores de la política de acceso abierto, pero no se sabe si realmente dejan de financiar proyectos que no la cumplen.

La infraestructura de los repositorios puede ser un impedimento para el cumplimiento de los mandatos por parte de los autores, como parece ser el caso de CIHR, cuyo PubMed Central Canada fue cerrado por razones técnicas a principios de 2018. En cambio, el Reino Unido experimentó un gran aumento en porcentaje de artículos publicados en revistas de acceso abierto (vía Dorada) impulsado en 2011 por un grupo de académicos, financiadores y editores liderados por el entonces Ministro de Ciencia de ese país.

Los autores destacan la importancia de estos resultados para las políticas de acceso abierto, considerando principalmente su financiamiento, ya que, en este modelo de negocio, los costos de publicación se transfieren de las bibliotecas – en el modelo tradicional de suscripción periódica – a los fondos de financiamiento de los investigadores en acceso abierto dorado.

La principal fuente de financiación para las revistas de acceso abierto – las tasas de cargo por publicación o article processing charge (APC), oscilan entre $ 100 y más de $ 5.000 por artículo. Sin embargo, no es solo el problema financiero lo que impide que los autores cumplan con los mandatos de las agencias de financiamiento, la infraestructura y los incentivos son señalados por los autores del estudio como causas relevantes de incumplimiento. Además, para los financiadores multinacionales, es necesario tener en cuenta las inequidades financieras de los países y las características de las diferentes disciplinas, instituciones e investigadores.

El Plan S e las APC

El estudio de Larivière y Sugimoto2 se limita a 12 agencias de desarrollo en USA, Canadá, Reino Unido y Europa y no considera países como Brasil, por ejemplo, que publica casi el 50% en acceso abierto y tiene políticas de acceso abierto como las de FAPESP y la Fundação Oswaldo Cruz. Sin embargo, dentro de agencias y países seleccionados, el estudio presenta datos interesantes sobre la disponibilidad de resultados de investigación bajo mandatos de agencias financiadoras y sugiere mecanismos para mejorar la disponibilidad de la investigación en acceso abierto a través de la cooperación entre partes interesadas. Aunque es posible que existan más variables en esta ecuación que las consideradas por los autores en el momento de la publicación del estudio. Mucho se ha discutido sobre la viabilidad de financiar todas las publicaciones académicas en acceso abierto por una fracción del costo de suscripción a las revistas, una alternativa que, lamentablemente, no cuenta con el acuerdo de las editoriales multinacionales.

Al asumir que el APC es la principal fuente de financiamiento del acceso abierto para cumplir con los mandatos, el Plan S menciona que es necesario “estandarizar y limitar” sus valores. Sin embargo, no se sabe cómo se pueden alcanzar estos estándares y límites, como reflexiona Jan Velterop. En su publicación en este blog3, poco después del lanzamiento del Plan S, argumenta que definir valores para APCs es un ejercicio que va más allá de estimar los costos de publicar artículos revisados por pares en acceso abierto. Se incluyen otros costos que son difíciles de estimar, como administrar el proceso de revisión por pares, estimar el costo de administrar los artículos que se evalúan, pero no se publican (no se cobra APC), además de otras cuestiones, como riesgos y desventajas mencionadas por sociedades académicas, universidades, instituciones de investigación y tomadores de decisiones.

En junio de 2019, como alternativa al Plan S, o para complementarlo, se creó una propuesta denominada Plan U para brindar acceso universal a los resultados de búsqueda a través de preprints. Los autores de la propuesta opinan que es un avance en el objetivo de los financiadores de hacer que los resultados estén disponibles en acceso abierto, como el Plan S, pero con una fracción de los costos actuales de publicación en revistas a través de APC. Y también está el Plan T, con la diferencia de que en este caso, el acceso abierto no sería financiado por APC, sino por tasas de envío. Es decir, aunque el artículo no se publique, el mero hecho de enviarlo a una revista y someterse a una revisión por pares ya supone un pago a la editorial, lo que no suena muy fuera de lugar, al menos teóricamente.

No será por falta de modelos de negocio alternativos que los investigadores no cumplan con los mandatos de acceso abierto. Parece haber un consenso cada vez mayor entre las agencias e instituciones de desarrollo y la influencia de la sociedad para que esto suceda.

En el caso de Brasil, la producción científica de dos instituciones con políticas de apoyo al acceso abierto trae resultados positivos, a pesar de lo incompleto de los registros. En el caso de la investigación financiada por la FAPESP indexada en el Science Citation Index Expanded entre 2009 y 2018 y en el Social Sciences Citation Index y Arts and Humanities Citation Index de WoS entre 2015 y 2018, para utilizar los mismos parámetros que el estudio de Larivière y Sugimoto2, el 40,7% y el 43,8% de los documentos están disponibles en acceso abierto, incluyendo artículos originales, artículos de revisión y trabajos presentados en congresos. En el caso de artículos con afiliación institucional a Fiocruz, el porcentaje de documentos disponibles en acceso abierto en el Science Citation Index Expanded entre 2009 y 2018 y en el Social Sciences Citation Index y Arts and Humanities Citation Index de WoS entre 2015 y 2018 son, respectivamente, 62,8% y 85,1%. Estas cifras muestran que Fiocruz, cuya política de acceso abierto se remonta a 2014 y la FAPESP, que promueve el acceso abierto desde 1998 a través del Programa SciELO y más recientemente, con la publicación del mandato de acceso abierto en 2019, superan, en promedio, los resultados de los financiadores europeos y norteamericanos analizados por Larivière y Sugimoto.

Una encuesta de febrero de 2019 publicada en Science4 encontró mandatos de 16 financiadores en 13 países, lo que el autor considera un resultado tímido del objetivo inicial del Plan S, que era convencer a las agencias de desarrollo más importantes del mundo para que se unieran. Pero se han logrado resultados importantes desde la publicación del estudio de Larivière y Sugimoto2. En noviembre de 2018 (solo un mes después de la publicación de estos autores), China sorprendió a todos al expresar su apoyo al Plan S.

En el escenario europeo, donde se desarrolló el Plan S, las agencias de desarrollo que aún no se han sumado debaten su inclusión, sopesando pros y contras. Los defensores del plan, sin embargo, esperan un crecimiento sostenible en el número de miembros a partir de 2020. En palabras del astrofísico Luke Drury del Instituto de Estudios Avanzados de Dublín y autor principal de un proyecto para apoyar el Plan S para todas las academias europeas de ciencias y humanidades “Si Plan S tiene éxito en lograr un sistema de publicación más justo, seguramente llegará una transición al acceso abierto en todo el mundo.”5

Notas

1. Un mandato de acceso abierto se refiere a una política adoptada por un financiador, institución o gobierno que requiere que los investigadores hagan públicos sus artículos de investigación.

2. LARIVIÈRE, V and SUGIMOTO, C. Do authors comply with mandates for open access? Nature [online]. 2018, vol. 562, no. 7728, pp. 483-486 [viewed 13 October 2020]. DOI: 10.1038/d41586-018-07101-w. Available from: https://www.nature.com/articles/d41586-018-07101-w

3. VELTEROP, J. Plan S – y cargos por procesamiento de artículos (APC) [online]. SciELO en Perspectiva, 2018 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2018/11/27/plan-s-y-cargos-por-procesamiento-de-articulos-apc/

4. RABESANDRATANA, T. European funders detail their open-access plan. Science [online]. 2018, vol. 362, no. 6418, pp. 983 [viewed 13 October 2020]. DOI: 10.1126/science.362.6418.983. Available from: https://science.sciencemag.org/content/362/6418/983

Referencias

COP, N. ¿Puede el dinero gastado a nivel mundial en suscripciones de revistas ser pasado completamente a un modelo de negocios OA para liberar las revistas? [online]. SciELO en Perspectiva, 2015 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2015/05/26/puede-el-dinero-gastado-a-nivel-mundial-en-suscripciones-de-revistas-ser-pasado-completamente-a-un-modelo-de-negocios-oa-para-liberar-las-revistas/

DE BIASE, T. Argentina aprueba libre acceso a información científica. SciDevNet. 2013 [viewed 13 October 2020].Available from: https://www.scidev.net/america-latina/publicacion/noticias/argentina-aprueba-libre-acceso-a-informaci-n-cient-fica.html

LARIVIÈRE, V and SUGIMOTO, C. Do authors comply with mandates for open access? Nature [online]. 2018, vol. 562, no. 7728, pp. 483-486 [viewed 13 October 2020]. DOI: 10.1038/d41586-018-07101-w. Available from: https://www.nature.com/articles/d41586-018-07101-w

MARQUE, F. FAPESP lança política para acesso aberto [online]. Pesquisa FAPESP. 2019 [viewed 13 October 2020].Available from: https://revistapesquisa.fapesp.br/2019/03/14/fapesp-lanca-politica-para-acesso-aberto/

NASSI-CALÒ, L. Resultados del taller AlterOA: recomendaciones para el futuro del Acceso Abierto [online]. SciELO en Perspectiva, 2016 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2016/01/28/resultados-del-taller-alteroa-recomendaciones-para-el-futuro-del-acceso-abierto/

RABESANDRATANA, T. European funders detail their open-access plan. Science [online]. 2018, vol. 362, no. 6418, pp. 983 [viewed 13 October 2020]. DOI: 10.1126/science.362.6418.983. Available from: https://science.sciencemag.org/content/362/6418/983

RABESANDRATANA, T. The world debates open-access mandates. Science [online]. 2019; vol. 363, no. 6422, pp. 11-12 [viewed 13 October 2020]. DOI: 10.1126/science.363.6422.11. Available from: https://science.sciencemag.org/content/363/6422/11

SPINAK, E. ¿Qué es el Plan U: acceso universal a la investigación científica vía preprints? [online]. SciELO en Perspectiva, 2019 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2019/06/19/que-es-el-plan-u-acceso-universal-a-la-investigacion-cientifica-via-preprints/

VELTEROP, J. ¿Es inminente un impulso dramático al acceso abierto? ¡Creo que sí! [online]. SciELO en Perspectiva, 2019 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2019/02/13/es-inminente-un-impulso-dramatico-al-acceso-abierto-creo-que-si/

VELTEROP, J. BOAI (Budapest Open Access Initiative) celebra su 15 aniversario [online]. SciELO en Perspectiva, 2016 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2016/12/21/boai-budapest-open-access-initiative-celebra-su-15-aniversario/

VELTEROP, J. De suscripciones y Tasas de Procesamiento de Artículos [online]. SciELO en Perspectiva, 2018 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2018/01/03/de-suscripciones-y-tasas-de-procesamiento-de-articulos/

VELTEROP, J. Plan S – y cargos por procesamiento de artículos (APC) [online]. SciELO en Perspectiva, 2018 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2018/11/27/plan-s-y-cargos-por-procesamiento-de-articulos-apc/

VELTEROP, J. Planes de acceso abierto – S, T, U, hasta ahora [online]. SciELO en Perspectiva, 2019 [viewed 13 October 2020]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2019/06/19/planes-de-acceso-abierto-s-t-u-hasta-ahora/

Enlaces externos

Budapest Open Access Initiative <https://www.budapestopenaccessinitiative.org/>

Plan S and cOAllition S <https://www.coalition-s.org/>

Plan U <http://planu.org/>

Principles and Implementation | Plan S <https://www.coalition-s.org/addendum-to-the-coalition-s-guidance-on-the-implementation-of-plan-s/principles-and-implementation/>

PubMed Central <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/>

RoarMap <http://roarmap.eprints.org/>

 

Sobre Lilian Nassi-Calò

Lilian Nassi-Calò estudió química en el Instituto de Química de la USP, tiene un doctorado en Bioquímica por la misma institución y un pos doctorado como becaria de la Fundación Alexander von Humboldt en Wuerzburg, Alemania. Después de concluir sus estudios, fue docente e investigadora en el IQ-USP. Trabajó en la industria privada como química industrial y actualmente es Coordinadora de Comunicación Científica en BIREME/OPS/OMS y colaboradora de SciELO.

 

Traducido del original en portugués por Ernesto Spinak.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

NASSI-CALÒ, L. ¿Qué tan efectivos son los mandatos de financiamiento para el acceso abierto? [online]. SciELO en Perspectiva, 2020 [viewed ]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2020/10/13/que-tan-efectivos-son-los-mandatos-de-financiamiento-para-el-acceso-abierto/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post Navigation