Ciencia abierta y el nuevo modus operandi de comunicar la investigación – Parte I

Por Abel L Packer y Solange Santos1

Imagen adaptada del original por Markus Spiske.

La Ciencia Abierta exige una transformación considerable, esencialmente enriquecedora, del modus operandi tradicional de fomentar, diseñar, dirigir y, en particular, comunicar la investigación. El objetivo es privilegiar la naturaleza colaborativa de la investigación y democratizar el acceso y uso del conocimiento científico. Abarca un conjunto de prácticas, entre las que destacamos:

  • Proporcionar acceso abierto a datos, métodos de análisis y códigos de programa y otros materiales utilizados en la investigación, así como los resultados obtenidos para permitir la preservación, reproducibilidad y reutilización de los datos;
  • La comunicación rápida de artículos como factor clave en el avance del conocimiento científico mediante la adopción de la modalidad de preprint, que es una versión completa del artículo científico depositado por los autores en un servidor público de preprints, antes de ser enviado a una revista para evaluar la publicación. Por lo tanto, los preprints se posicionan como el inicio formal del flujo de publicación de artículos y otorga a los autores un mayor control sobre la comunicación;
  • Transparencia y apertura progresiva en los procesos de evaluación de manuscritos entre pares que involucran relaciones e interacciones entre autores, editores y revisores.

Aunque los conceptos de la Ciencia Abierta siempre han estado presentes en la evolución de la ciencia, el movimiento actual es un producto de la web y, más precisamente, su capacidad para promover la desintermediación en los procesos de acceso y comunicación de la información y la interoperabilidad entre los contenidos.

La naturaleza de la Ciencia Abierta

Los fundamentos, los análisis y las opiniones críticas sobre el concepto y los movimientos en favor de la Ciencia Abierta señalan como un eje común el mejoramiento del funcionamiento de la ciencia de acuerdo con varias dimensiones, prioridades o escuelas de pensamiento. En particular, el enriquecimiento del modus operandi de comunicar investigaciones tiene como principal objetivo mejorar la aplicación del método científico en favor de la generación confiable de nuevos conocimientos, lo que se traduce en la conducción de investigaciones informadas y reproducibles, cumpliendo con las normas éticas y favoreciendo el retorno de las inversiones recibidas. Este retorno es un reclamo de las agencias de financiamiento de investigación que desean fomentar la apertura de los métodos y datos de investigación para el uso de otras investigaciones, procesos y objetos educativos, innovaciones tecnológicas, aplicaciones profesionales, educación continua y otros usos. Es decir, el amplio acceso a las fuentes de conocimiento involucradas y producidas por la investigación apunta a maximizar la razón de ser de la ciencia como una empresa cooperativa cultural y social.

Fuente: FIOCRUZ, 2019, O que é Ciência Aberta?, disponible en: https://bit.ly/2G8OwXc

Figura 1. Un paraguas que abarca prácticas independientes se ha convertido en la más popular entre las imágenes de representación de concepto de Ciencia Abierta.

Así, por un lado, Ciencia Abierta fortalece las redes de colaboración entre investigadores para el avance del conocimiento en el universo de las disciplinas y la ciencia en general. Por otro lado, promueve la función social de la ciencia al proporcionar entendimientos y soluciones a los principales problemas que afectan el presente y el futuro de la humanidad, que están cuidadosamente sistematizados en la Declaración de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), lanzada en 2015 y aprobada por 193 países, bajo el liderazgo de las Naciones Unidas, y conocidos como Agenda 2030 (ver la Figura 2).

Source: ALEXOVICH, A. y SAMAAN, M., disponible en: https://bit.ly/2tq3HV1

Figura 2. Agenda 2030 – 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

En muchos sentidos, los ODS y la Ciencia Abierta son políticas contemporáneas y globales que convergen en la búsqueda de mejores condiciones de vida y protección ambiental. Esta convergencia es un factor clave en la gobernanza global y en la interacción con sus múltiples contextos regionales, nacionales, locales y temáticos, destacando la capacidad de influir en las políticas públicas con la mejor evidencia científica disponible, empoderar a la sociedad democrática y solidaria, incluida la identificación. y rechazar las fake news y sus efectos destructivos, así como rechazar los movimientos que niegan la ciencia, algunos especialmente perniciosos como refutar los efectos del cambio climático, la eficacia de las vacunas y los disparates como la teoría de la tierra plana.

La difusión y la discusión sobre los significados de la Ciencia Abierta, los desafíos que impone su adopción y, principalmente, las ventajas y beneficios que ofrece han crecido en el escenario científico internacional y nacional. Parece que el ritmo de adopción de sus prácticas se acelerará en un futuro próximo. Este hecho se registró en una encuesta reciente sobre la implementación de la Ciencia Abierta en la Unión Europea y en otros ocho países, preparada por Fiocruz y publicada como un libro verde2. También hay un número creciente de fuentes de información que abogan por la adopción de la Ciencia Abierta disponible en la web, como cursos de capacitación, sitios web, foros, etc., orientado a investigadores y otros actores.

El gobierno brasileño, en el contexto de la asociación internacional que ayudó a crear en el 2011 la Alianza de Gobierno Abierto (Open Government Partnership, OGP) y su calendario de implementación, lanzó en 2018 el Cuarto Plan de Acción Nacional de Gobierno Abierto, que consta de once compromisos. El tercero se refiere a la Innovación y al Gobierno Abierto en la Ciencia, más específicamente al “establecimiento de mecanismos para la gestión de la información científica”, un compromiso que vale la pena recordar que está asociado con ODS 9.5 para avanzar en la investigación y las capacidades tecnológicas. Este compromiso se estructura en nueve hitos de ejecución, bajo la coordinación de Embrapa, y cuenta con la participación de organismos federales de Ciencia y Tecnología (Capes, CNEN, CNPq, Embrapa, Fiocruz e IBICT) y actores de la sociedad civil, especialmente para la Asociación Brasileña de Editores Científicos (ABEC) y el Programa SciELO/FAPESP en el campo de la comunicación científica (Figura 3).

Marcos de ejecución:
1. Implementación de una red interinstitucional para Ciencia Abierta
2. Realización de diagnósticos nacionales e internacionales de Ciencia Abierta
3. Definición de lineamientos y principios para políticas institucionales de apoyo a la Ciencia Abierta
4. Promoción de la sensibilización, participación y desarrollo de capacidades en Ciencia Abierta
5. Articulación con agencias de financiamiento para implementar acciones de apoyo a la Ciencia Abierta
6. Articulación con editores científicos para implementar acciones en apoyo de la Ciencia Abierta
7. Implementación de infraestructura federada piloto para repositorios de datos de investigación
8. Propuesta de estándares de interoperabilidad para repositorios de datos de investigación
9. Propuesta de conjunto de indicadores para medir la madurez de la Ciencia Abierta

En la reunión de la Red SciELO, que tuvo lugar durante las celebraciones del 20º aniversario de SciELO en septiembre de 2018, se aprobaron las líneas de acción3 para los próximos cinco años, que incluyen la adopción progresiva de las prácticas de comunicación de la Ciencia Abierta.

La investigación compartida

El aspecto central de la calificación deseada de “abierta” a la ciencia es la capacidad de comunicación que impregna todos los procesos y contenidos del ciclo de investigación, que, vale la pena repetir, rescata y promueve la naturaleza colaborativa de la empresa científica en la creación de nuevos conocimientos. Esta apertura amplia e informada caracteriza el conocimiento científico como un bien público global e inclusivo, geográfica, temática y socialmente. La apertura implica que la formulación y ejecución de proyectos de investigación incluyen una cuidadosa gestión de registros que está estandarizada en procesos, métodos, materiales y datos con vistas a su disponibilidad pública y legible, tanto para humanos como para computadoras. Este registro es la garantía de la integridad de la comunicación de resultados. Hay casos más avanzados en los que el proceso propiamente dicho se abre, como en los cuadernos abiertos de laboratorio.

Conceptualmente, hacer que la comunicación se extienda a todo el ciclo de investigación es tanto o más importante que el acto final tradicional y aislado de escribir y comunicar resultados a través de uno o más artículos de revistas. Además de garantizar la coherencia de toda la investigación, permitir la reutilización y facilitar las evaluaciones, hacer que los datos de la investigación estén disponibles (en servidores públicos de confianza) garantiza su conservación y evita la tendencia a la pérdida progresiva de datos a lo largo de los años cuando se mantienen bajo revisión y vigilancia de investigadores o entornos no sustentables.

La capacidad de comunicarse a lo largo del ciclo de investigación se traduce en transparencia y exposición de la ejecución de la investigación a controles de calidad públicos, de pares y con respecto al rigor metodológico y los estándares éticos. Todo esto contribuye a minimizar errores y conductas indebidas, como plagio, conflictos de intereses, datos falsificados, revisión por pares comprometidos y atribución falsa de autoría.

La gestión y el intercambio de datos de investigación

La práctica de los datos abiertos se formaliza mediante la gestión de datos como parte integral de los proyectos, es decir, desde el principio hasta el final del ciclo de investigación. Comienza con un plan de manejo de datos que integra la propuesta del proyecto de acuerdo con las instrucciones de la agencia de financiamiento o institución. Un ejemplo es el servicio del sitio web <https://dmptool.org/> del Centro de Curación de la Universidad de California (University of California Curation Center, UC3) de la Biblioteca Digital de California (California Digital Library)que guía al investigador en la preparación de los planes de manejo de datos según diferentes modelos.

La gestión de datos es una función estructurante de la ejecución calificada de la investigación de los objetivos de investigación, los métodos adoptados, los hallazgos y sus habilidades de comunicación. Incluye los procesos de creación o recopilación, control de calidad, estructuración, almacenamiento y disponibilidad de los datos utilizados en la investigación, ya sea generados por el propio proyecto o reutilizados de otras fuentes. Las guías de gestión de datos, metodologías, herramientas y servicios casi siempre asumen el uso de medios digitales.

El objetivo es planificar, hacer posible y facilitar, por un lado, la comprensión y evaluación de la correcta ejecución de la investigación, la validación de los resultados y su reproducibilidad, y, por otro lado, el intercambio de datos con el objetivo de su reutilización. Aquí el concepto de datos también puede incluir herramientas metodológicas y códigos de programa.

Desde su publicación en Scientific Data en 2016, los “Principios Rectores FAIR para la gestión de Datos Científicos”4 (FAIR Guiding Principles for scientific data management and stewardship) se han fusionado progresivamente como una guía de referencia por consenso para la organización eficiente y la entrega de datos de investigación y funcionalidad de servidor. Por FAIR nos referimos a: Findable – Encontrable, Accessible – Acesible, Interoperable – Interoperable, Reusable – Reusable. La iniciativa Global Open FAIR (GO FAIR) comprende redes de implementación de los principios FAIR con miras al desarrollo de Internet de Datos y Servicios FAIR (Internet of FAIR Data & Services, IFDS). Brasil comenzó su participación con GO FAIR Brasil Saúde, con la red de implementación de los principios FAIR en ciencias de la salud, bajo el liderazgo de Fiocruz.

En la gestión de datos FAIR, los investigadores depositan en un servidor un conjunto de datos estructurado por tres componentes siguiendo la arquitectura de los objetos digitales: un identificador persistente como el DOI (Digital Object Identifier), datos y metadatos. Los metadatos generalmente dependen del área temática y describen los datos con una identificación estandarizada de autoría, título, descripción, palabras clave, elementos de datos, ubicación, etc., lo que los convierte en fuentes de referencia. Cuando es apropiado, los autores deben escribir un artículo de datos (data articles), brindando detalles de los datos, fuentes, posibilidades de curación y análisis y limitaciones de uso, que es otra fuente posible de citación. Finalmente, preparan uno o más artículos de investigación textual con análisis de datos, descripción y discusión de resultados. Por lo tanto, con datos abiertos, los autores pueden ampliar los canales de comunicación de investigación con al menos tres fuentes citables: datos, artículos de datos y artículos narrativos. Los datos suelen abrirse después de la publicación de los artículos. En casos justificados de preservación de la privacidad y la necesidad de confidencialidad temporal o definitiva, los datos no se abren. En el contexto de la Ciencia Abierta, los comités de ética también recibirán orientación sobre qué tipos de datos deben o no deben estar abiertos.

Como la gestión de los datos de investigación depende en gran medida de las disciplinas y áreas temáticas, las sociedades científicas y las asociaciones de programas de posgrado están obligadas a desarrollar guías de difusión, capacitación y orientación para las prácticas de gestión de datos para sus respectivas comunidades de búsqueda.

A nivel internacional, las revistas están adoptando en sus políticas editoriales y criterios de evaluación de manuscritos controles sobre los datos de investigación, así como los códigos de programas y otros materiales que justifican las declaraciones y los resultados obtenidos. Un aspecto clave del control son las normas de citación que generalmente siguen la misma estructura de citas que en la literatura científica. Data Cite es una organización de referencia para problemas de citas de datos metodológicos. También opera el catálogo R3Data de repositorios de datos de investigación y es una fuente para que las revistas definan qué repositorios son aceptables. Las revistas también cuentan con las Directrices TOP (Transparency and Openness Promotion) del Center for Open Science (COS) que sirven como una guía para definir un camino de adopción gradual de la gestión de datos estructurados a través de ocho criterios distintos y tres niveles de implementación. En Brasil, SciELO ha adoptado las Directrices TOP en alineación con la Ciencia Abierta. Para todas las revistas brasileñas, el liderazgo de ABEC en la actualización de las políticas editoriales será decisivo. Los investigadores que siguen los estándares de gestión de datos pueden satisfacer las demandas de las revistas sin problemas.

Las agencias de financiamiento ahora requieren el plan de manejo de datos como parte del proyecto de investigación en los criterios para evaluar las solicitudes de ayuda. La FAPESP inició este requisito en noviembre de 2018, inicialmente para los Proyectos Temáticos. También está promoviendo actualmente una red de gestión de datos que involucra a las siete universidades públicas del estado. Del mismo modo, la gestión de los datos de investigación, incluido el uso de repositorios, se convierte en parte de las políticas de investigación de las universidades e instituciones de investigación.

Notas

1. Este post se publicó originalmente en el Boletim Informativo da Sociedade Brasileira de Ciência do Solo y se dividió en dos partes para su publicación en el blog SciELO en Perspectiva. Vea la Parte II aquí.

2. SANTOS, P.X., et al. Livro Verde – Ciência Aberta e dados abertos: mapeamento e análise de políticas, infraestruturas e estratégias em perspectiva nacional e internacional. Rio de Janeiro: Fiocruz, 2017 [viewed 1 August 2019]. Available from: https://www.arca.fiocruz.br/handle/icict/24117

3. SciELO – Linhas prioritárias de ação 2019-2023 [online]. SciELO 20 Anos. 2018 [viewed 1 August 2019]. Available from: https://www.scielo20.org/redescielo/wp-content/uploads/sites/2/2018/09/Líneas-prioritaris-de-acción-2019-2023_pt.pdf

4. WILKINSON, M. D., et al. The FAIR guiding principles for scientific data management and stewardship. Scientific Data [online]. 2016, vol. 1, no. 3 [viewed 1 August 2019]. DOI: 10.1038/sdata.2016.18. Available from: https://www.nature.com/articles/sdata201618

Referencias

ALBAGLI, S., MACIEL, M.L. and ABDO, A.H. (org.). Ciência Aberta, questões abertas. Brasília: Ibict; Rio de Janeiro: Unirio, 2015 [viewed 1 August 2019]. Available from: https://bit.ly/2o2b6c4

BENEDIKT, F. and SASCHA, F. Open Science: One Term, Five Schools of Thought. In: BENEDIKT, F. and SASCHA, F. (eds) Opening Science. Cham: Springer, 2014 [viewed 1 August 2019]. DOI: https://doi.org/10.1007/978-3-319-00026-8_2

MONS, B. Data Stewardship for Open Science: Implementing FAIR Principles. Boca Raton: CRC Press, 2018. Available from: https://bit.ly/2uVb47z

PACKER, A.L. and SANTOS, S. Ciência Aberta e o novo modus operandi de comunicar pesquisa. Boletim Informativo da Sociedade Brasileira de Ciência do Solo. 2019, vol. 45, no. 1, pp. 17-24 [viewed 1 August 2019]. Available from: https://www.sbcs.org.br/wp-content/uploads/2019/06/Boletim-SBCS-Volume-45-N%C3%BAmero-1.pdf

SANTOS, P.X., et al. Livro Verde – Ciência Aberta e dados abertos: mapeamento e análise de políticas, infraestruturas e estratégias em perspectiva nacional e internacional. Rio de Janeiro: Fiocruz, 2017 [viewed 1 August 2019]. Available from: https://www.arca.fiocruz.br/handle/icict/24117

SciELO – Linhas prioritárias de ação 2019-2023 [online]. SciELO 20 Anos. 2018 [viewed 1 August 2019]. Available from: https://www.scielo20.org/redescielo/wp-content/uploads/sites/2/2018/09/Líneas-prioritaris-de-acción-2019-2023_pt.pdf

WILKINSON, M. D., et al. The FAIR guiding principles for scientific data management and stewardship. Scientific Data [online]. 2016, vol. 1, no. 3 [viewed 1 August 2019]. DOI: 10.1038/sdata.2016.18. Available from: https://www.nature.com/articles/sdata201618

Enlaces externos

O que é Ciência Aberta? – Formação Modular em Ciência Aberta <https://campusvirtual.fiocruz.br/gestordecursos/mod_hotsite/ciencia-aberta>

Open Science MOOC <https://opensciencemooc.eu/about/>

Research Data Alliance <https://rd-alliance.org/>

The FOSTER Portal <https://www.fosteropenscience.eu/>

Traducido del original en portugués por Ernesto Spinak.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

Ciencia abierta y el nuevo modus operandi de comunicar la investigación – Parte I [online]. SciELO en Perspectiva, 2019 [viewed ]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2019/08/01/ciencia-abierta-y-el-nuevo-modus-operandi-de-comunicar-la-investigacion-parte-i/

 

One Thought on “Ciencia abierta y el nuevo modus operandi de comunicar la investigación – Parte I

  1. Pingback: Ciencia abierta y el nuevo modus operandi de comunicar la investigación – Parte II | SciELO en Perspectiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post Navigation