Ética editorial: los arbitrajes fraudulentos

Foto: Jake Bouma

Foto: Jake Bouma.

A pesar de todas las precauciones y seriedad profesional con la que operan las revistas científicas internacionales de prestigio, en los últimos meses han comenzado a emerger señales preocupantes de fraudes en el proceso de arbitraje (peer review) que ha motivado la retractación de cientos de artículos. Esto comprende a revistas editadas por importantes grupos editoriales como, entre otros, Springer, Wiley, Taylor & Francis, PLoS, Nature Publishing Group, BioMed Central.

Los resultados de investigaciones llevadas a cabo por equipos independientes, hacen sospechar de manera fundada que, por detrás de estos casos de mala conducta científica, existen empresas organizadas que hacen comercio lucrativo con procesos de revisión fraudulento. Por ejemplo, ofreciéndole a investigadores agregar su nombre entre los autores de un artículo que está en proceso de aceptación mediante un pago que pueden llegar a los USD 15.000 dependiendo del Factor de Impacto de la revista donde se publique el artículo. Otro procedimiento usado es aprovecharse de fragilidades de los software de procesamiento de artículos de las editoriales, ingresando revisores “fantasmas” con direcciones no institucionales, llegando a darse el caso en varias oportunidades, que el autor de un artículo pudiera ser uno de los revisores de su propio artículo.

Una investigación realizada por Scientific American analizó el lenguaje de 100 artículos que contenían patrones de texto sospechosos, con la apariencia de haber sido manipulados para sortear los controles de plagio pero que, sin embargo, se repetían de un artículo al otro (vea cómo engañar los programas en la Nota abajo).

Entre los casos investigados se destaca el de 32 artículos de meta-análisis, donde una cierta “plantilla” de texto se repetía aplicándose a diferentes artículos sobre variaciones de ciertos genes. Los artículos provenían de al menos 28 investigadores, que trabajan en diferentes instituciones en al menos cuatro ciudades diferentes de China. Esto no es un simple caso de plagio, donde investigadores independientes estén copiando un mismo segmento de texto por casualidad. Por el contrario, el texto sospechoso contiene una particularidad muy curiosa y reveladora donde se menciona al “diagrama de embudo de Begger” (Begger’s funnel plot), que no existe. Este nombre es un error accidental donde se mezclan el nombre de dos investigadores en estadística, Colin Begg y Matthias Egger, que inventaron una herramienta estadística para detectar sesgos en los estudios de meta análisis.

El estudio del caso (Begger’s funnel plot) fue realizado por Guillon Filion1, en una investigación digna de la serie televisiva CSI, donde usando técnicas de filogenética computacional se pudo reconstruir la genealogía de los artículos, llegando a la conclusión que los diferentes artículos procedentes de diferentes instituciones tenían un ghostwriter en común en alguna institución que suministraba servicios en China.

El equipo de Scientific American se contactó con la institución MedChina quienes ofrecen docenas de temas a la venta (topics for sale) y contratos para transferencia de artículos a revistas científicas. El representante de MedChina explicó que los artículos que ofrecen en venta, ya pasaron por el proceso de arbitraje, solo les falta ser corregidos y enviados nuevamente para publicación. El precio que solicitan depende del Factor de Impacto de la revista solicitada y si la investigación es experimental o de meta-análisis. Este problema de venta de artículos y proyectos no surge solamente a nivel de las publicaciones científicas porque, en palabras de Yang Wei, presidente de la Fundación Nacional de Ciencias de China (NSFC)2 ellos se enfrentan al problema cada año cuando deben evaluar más de 150.000 solicitudes a fondos concursables y se encuentran centenares de casos de “considerable similitud”.

Nature publicó recientemente una serie de indicadores (tips) a los editores que podrían ser signos de alerta de que el autor estaría intentando usar a su favor fragilidades del sistema automatizado de control de arbitraje para asegurar que el revisor de sus trabajos pueda ser él mismo, o alguno de sus conocidos a quienes ha recomendado.

  • El autor solicita la exclusión de algunos árbitros y suministra en una lista la mayoría de los científicos del área.
  • El autor recomienda como revisores a personas que no se encuentran fácilmente online.
  • El autor suministra direcciones de e-mail en Yahoo o Gmail, y no en direcciones de instituciones académicas.
  • Los artículos enviados al revisor son retornados en tiempos muy breves, a veces solamente en horas.

El mundo de la publicación científica se basa en última instancia en un sistema de honestidad, confianza y ética. Si el sistema de arbitraje comienza a ser socavado, se presenta una amenaza considerable que una vez que sea dañado será muy dificultoso restablecerlo. Por esta razón el Committee on Publication Ethics (COPE), ha intervenido3, comenzando a trabajar con los editores, agencias de publicación y entidades nacionales relevantes para determinar cómo enfrentar esta nueva situación en el largo plazo.

Reflexiones

La dura competencia de los investigadores para conseguir que sus artículos puedan ser publicados en revistas arbitradas de prestigio, que les permita avanzar en su carrera académica o conseguir financiación a proyectos, hace que en algunos casos ciertas personas rebajen los niveles de ética y cedan ante ofrecimientos poco transparentes para conseguir un “lugar bajo el cielo”.

Aparentemente está surgiendo una nueva actividad comercial llamada “fábricas de artículos” (paper mills). Si hay gente que quiere comprar, siempre aparecerá alguien que quiera vender. Las “paper mills” agregan una nueva capa de complejidad al problema del plagio y la edición científica.

Los comentarios en las últimas semanas en los blogs especializados recogen muchas sugerencias. ¿Profesionalizar a los editores ejecutivos de revistas, mejorar el software de gestión para arbitraje, no permitir sugerir revisores por los autores en las revistas que ofrecen esta posibilidad, impulsar el concepto de arbitraje en acceso abierto?

Tenemos un nuevo problema, se escuchan soluciones.

Nota sobre cómo engañar a los controles de plagio automatizado

Para sortear los controles de los programas automatizados de control de plagio de texto, es suficiente usar un procedimiento casi artesanal.

  1. Tome el texto de su artículo y proceda al control de plagio con uno de los programas clásicos (iThenticate, Turnitin, Urkund, o cualquier otro).
  2. El resultado será un documento con una serie de observaciones referentes a porciones de su texto reconocidos como plagio.
    2.1. Modifique los párrafos marcados como sospechosos, alterando el orden de algunas frases, haciendo paráfrasis, use sinónimos.
    2.2. Otro procedimiento es traducir el texto a otro idioma usando Google y retornando la traducción. Por ejemplo, si escribe en inglés, lo traduce al portugués, luego al español, y finalmente lo retorna al inglés.
  3. Vuelva al paso (1) hasta que el texto retorna sin observaciones.
  4. Si no tiene observaciones, entonces su texto no será considerado plagio por los programas de control.

El procedimiento puede ser largo y trabajoso, por lo que algunas personas se preguntan si no sería mejor que el autor escribiera directamente el artículo4.

Notas

1 FILION, G. A flurry of copycats on PubMed. The Grand Locus. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://blog.thegrandlocus.com/2014/10/a-flurry-of-copycats-on-pubmed.

2 For Sale: “Your Name Here” in a Prestigious Science Journal. Scientific American. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://www.scientificamerican.com/article/for-sale-your-name-here-in-a-prestigious-science-journal/.

3 COPE statement on inappropriate manipulation of peer review processes. Publication Ethics. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://publicationethics.org/news/cope-statement-inappropriate-manipulation-peer-review-processes.

4 It’s fun to see new methods of chicanery surface as perpetrators are so inventive. In some cases you would think it was easier just to do the work right in the first place). Comentario de Conrad Seitz.
It’s happened again: Journal “cannot rule out” possibility author did his own peer review. Retraction Watch. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://retractionwatch.com/2014/11/10/it-happened-again-journal-cannot-rule-out-possibility-author-did-his-own-peer-review/.

Referencias

Are companies selling fake peer reviews to help papers get published? Retraction Watch. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://retractionwatch.com/2014/12/19/companies-selling-fake-peer-reviews-help-papers-get-published/.

Begger’s funnel plot: a marker for irregularities in scientific publication. Vacuum – Edward Vielmetti in Ann Arbor, MI 48104. Available from: http://vielmetti.typepad.com/vacuum/2014/12/beggers-funnel-plot-a-marker-for-irregularities-in-scientific-publication.html.

COPE statement on inappropriate manipulation of peer review processes. Publication Ethics. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://publicationethics.org/news/cope-statement-inappropriate-manipulation-peer-review-processes.

FERGUSON, C, MARCUS, A, and ORANSKY, I. Publishing: The peer-review scam. Nature. 2014, vol. 515, nº 7528, pp. 480-482. [Viewed 27 November 2014] Available from: http://www.nature.com/news/publishing-the-peer-review-scam-1.16400.

FILION, G. A flurry of copycats on PubMed. The Grand Locus. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://blog.thegrandlocus.com/2014/10/a-flurry-of-copycats-on-pubmed.

For Sale: “Your Name Here” in a Prestigious Science Journal. Scientific American. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://www.scientificamerican.com/article/for-sale-your-name-here-in-a-prestigious-science-journal/.

HVISTENDAHL, M. China’s Publication Bazaar. Science. 2013, Vol. 342 nº 6162, pp. 1035-1039. DOI: 10.1126/science.342.6162.1035. Available from: http://www.sciencemag.org/content/342/6162/1035.full?sid=bf2d7b4f-0ec2-477b-8ee7-22acf7134d4b.

It’s happened again: Journal “cannot rule out” possibility author did his own peer review. Retraction Watch. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://retractionwatch.com/2014/11/10/it-happened-again-journal-cannot-rule-out-possibility-author-did-his-own-peer-review/.

Publisher discovers 50 manuscripts involving fake peer reviewers. Retraction Watch. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://retractionwatch.com/2014/11/25/publisher-discovers-50-papers-accepted-based-on-fake-peer-reviews/.

The Peer Review Scam: How authors are reviewing their own papers. Retraction Watch. [viewed 26 December 2014]. Available from: http://retractionwatch.com/2014/11/26/the-peer-review-scam-how-authors-are-reviewing-their-own-papers/.

Link Externo

Retraction Watch – <http://retractionwatch.com/category/by-reason-for-retraction/self-peer-review/>

 

Ernesto SpinakSobre Ernesto Spinak

Colaborador do SciELO, Ingeniero en Sistemas y Lic. en Biblioteconomía, con Diploma de Estudios Avanzados pela Universitat Oberta de Catalunya y Maestría en “Sociedad de la Información” por la Universidad Oberta de Catalunya, Barcelona – España. Actualmente tiene una empresa de consultoría que atiende a 14 instituciones de gobierno y universidades en Uruguay con proyectos de información.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

SPINAK, E. Ética editorial: los arbitrajes fraudulentos [online]. SciELO en Perspectiva, 2015 [viewed ]. Available from: http://blog.scielo.org/es/2015/02/20/etica-editorial-los-arbitrajes-fraudulentos/

 

4 Thoughts on “Ética editorial: los arbitrajes fraudulentos

  1. Pingback: Los oscuros laberintos de los arbitrajes fraudulentos | Journal of Pharmacy & Pharmacognosy Research: The Blog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post Navigation