“El gobierno está siguiendo la ciencia”: ¿Por qué la traducción de la evidencia en políticas genera tanta controversia? [Publicado originalmente en el LSE Impact Blog en noviembre/2020]

Por Luis Pérez-González

Imagen: Nick Youngson CC BY-SA 3.0 Alpha Stock Images.

El gobierno está siguiendo la ciencia” es uno de los fragmentos de sonido más memorables que han surgido de las reuniones informativas diarias del COVID-19 en el Reino Unido. Pero a medida que la pandemia continúa extendiéndose por todo el mundo, los ministros se han enfrentado a un creciente escepticismo sobre la eficacia de sus intentos de combatir la propagación de la pandemia y a una creciente ira por el costo económico de las políticas basadas en la ciencia, que se perciben como prioritarias de la salud pública sobre el empleo. Las tensiones impulsadas por juicios de valor contradictorios se hacen más evidentes día a día.

En este contexto de creciente descontento social, las apariciones de los ministros en los medios de comunicación con gran cantidad de datos, donde a menudo son flanqueados por asesores científicos, se han convertido en una plataforma importante para negociar la confianza pública. Al rehabilitar a los expertos ante el ojo público, los políticos están capitalizando el conocimiento experto para afirmar la legitimidad de sus políticas, mientras que al mismo tiempo retienen la capacidad de eludir la rendición de cuentas y echar la culpa cuando el público, por ejemplo, cuestiona la calidad de la base científica para las restricciones.

Imagen: Pexels from Pixabay.

La política de la experiencia en la ciencia del clima

El surgimiento de la epidemiología como un lugar de enfrentamiento público no carece de precedentes. Las opiniones encontradas sobre cómo gestionar el equilibrio entre la economía y la salud pública o si fortalecer las regulaciones de la actividad de cabildeo por parte de las partes interesadas y los grupos de interés han contribuido durante mucho tiempo a convertir la ciencia del clima en un lugar de polarización ideológica y política. Ambos dominios científicos controvertidos ilustran en última instancia el impacto que la política cambiante de la experiencia está teniendo en la producción de evidencia tecnocientífica.

Durante décadas, las partes interesadas políticas y corporativas del lado escéptico del debate climático han generado controversias sobre la formulación de políticas ambientales de formas variadas y audaces. En lugar de seguir la ciencia, han seleccionado y armado evidencia científica para apuntalar sus narrativas, y algunos incluso han llegado a intervenir en el proceso de creación de conocimiento invirtiendo selectivamente en investigación que sirva a sus intereses políticos y económicos.

Asimismo, un giro hacia el conocimiento activista en una variedad de movimientos sociales ha empoderado a los ciudadanos comunes para intervenir en el debate de la ciencia climática, reclamando el reconocimiento del conocimiento basado en la experiencia y fundamentado que han acumulado a lo largo del tiempo. La idea de que el conocimiento científico no se puede desvincular de las circunstancias que rodean su construcción ha contribuido a democratizar la ciencia del clima y ampliar la participación en la formulación de políticas ambientales más allá del control de los científicos acreditados.

Ciencia basada en blogs o blogs basados en ciencia

La blogósfera es uno de los ámbitos en los que se llevan a cabo la impugnación del conocimiento climático, la (des) legitimación de las formas tradicionales de experiencia y la articulación de traducciones alternativas de la evidencia en políticas. Mi estudio publicado recientemente sobre la blogósfera climática anglófona1 se basa en un corpus de blogs que refleja la naturaleza polifacética del debate sobre el cambio climático e incluye material producido desde una variedad de perspectivas en competencia, que no se limitan a los polos “alarmista” y “negacionista”

En mi estudio1, los blogs publicados por una serie de autoproclamados expertos australianos en ciencia climática, defensores del método científico tradicional y cabilderos estadounidenses que declaran “jugar a los científicos” se clasifican como contrarios al cambio climático. Su ciencia basada en blogs se propone desafiar el consenso científico plasmado en los informes del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) y las políticas nacionales que emanan de las recomendaciones del panel.

Los que aceptan el cambio climático incluidos en mi muestra de blogs basados en la ciencia incluyen a periodistas e investigadores británicos que buscan combatir la información errónea sobre el cambio climático “basándose en hechos y pruebas sólidas”. Significativamente, mi muestra de voces de aceptación también incluye las de científicos acreditados con sede en EE. UU. que buscan montar un desafío contra la interferencia de la administración Trump en la producción y comunicación de la ciencia climática

En el contexto de mi estudio, la ciencia basada en blogs es el trabajo de miembros del público conscientes de la ciencia que se esfuerzan por desafiar la toma de decisiones tecnocrática por parte de científicos de consenso o “calentistas“. Los bloggers basados en la ciencia, por otro lado, tienen como objetivo exponer el cabildeo y girar en torno al cambio climático y otros problemas ambientales. Específicamente, los científicos acreditados escriben en blogs para mantener el control sobre el conocimiento del clima que circula en la arena pública, impulsados por su percepción de que los principales medios de comunicación anglófonos dan a las voces escépticas una cobertura más prominente de la que justificaría el peso de la evidencia que respalda sus afirmaciones.

El papel de los valores en la ciencia basada en blogs

Mi análisis, que se centra en el uso de términos como “sesgo”, “dogma” y “revisión por pares” por parte de los bloggers, encontró que la ciencia basada en blogs intenta socavar el consenso científico dominante al llamar la atención sobre lo que perciben como la alineación de este último con políticas institucionales, intereses corporativos o agendas de izquierda en contra de los intereses nacionales.

En medios contrarios, el cambio climático se combina con “dogma”. Sus narrativas sostienen que una creencia única e incuestionable se ha apoderado de la ciencia climática, en detrimento del escrutinio crítico. Además, enmarcan el uso de la ciencia por parte de los principales expertos en cambio climático como un manto para ocultar los defectos de su dogma, refiriéndose a menudo a la ciencia climática acreditada como “ciencia dogmática” o el “dogma de la ciencia establecida”.

En sus publicaciones, los blogueros contrarios enmarcan los “sesgos inherentes” de la ciencia del consenso como fallas impulsadas por valores. En lugar de señalar fallas de procedimiento específicas en la producción y evaluación del conocimiento del cambio climático, los blogueros contrarios optan por condenar la “politización de la ciencia del consenso”, donde los valores dan forma al proceso de investigación desde sus primeras etapas.

Imagen: skeeze from Pixabay.

Para el conjunto contrario, el dogma del cambio climático está politizado y no se presta al escrutinio; exige ser aceptado como verdad indiscutible y se opone a la investigación científica que contradice este dogma. En última instancia, los científicos de consenso que se suscriben al dogma del cambio climático quedan, por tanto, “cegados” y “lavado el cerebro”.

Por el contrario, el término “dogma” apenas aparece en mi conjunto de datos de blogs basados en la ciencia por parte de los aceptadores del clima. Cuando ocurre, lo hace como parte de declaraciones de voces autoritarias contrarias que son citadas textualmente por periodistas que luchan contra la desinformación sobre el cambio climático.

Mi estudio pone de relieve las implicaciones de este enfoque en los valores para las percepciones públicas de la ciencia del cambio climático y otras áreas emergentes de controversia sobre la evidencia. Apoya la investigación en curso dentro de los estudios de formulación de políticas sobre la contribución potencial que los modelos de ciencia cargados de valores podrían hacer a la gobernanza ambiental.

Una reformulación pragmática de la formulación de políticas basada en valores bipartidistas puede resultar una intervención eficaz en el debate público sin enardecer más el debate sobre la ciencia climática. Podría desempeñar un papel similar al informar los cada vez más conflictivos debates entre salud versus economía y libertad versus bien común.

Nota

1. PÉREZ-GONZÁLEZ, L. ‘Is climate science taking over the science?’: A corpus-based study of competing stances on bias, dogma and expertise in the blogosphere. Humanities and Social Sciences Communications [online]. 2020, vol. 7, no. 1. [viewed 18 November 2020]. http://doi.org/10.1057/s41599-020-00582-z. Available from: https://www.nature.com/articles/s41599-020-00582-z

Referencias

DE SAILLE, S. Fighting Science with Social Science. Sociological Research Online [online]. 2014, vol. 19, no. 3, pp. 1-14 [viewed 18 November 2020]. http://doi.org/10.5153/sro.3331. Available from: https://www.socresonline.org.uk/19/3/18.html

McLAY, K. Leadership in a time of crisis: a lesson from history [online]. University of Derby Blog, 2020 [viewed 18 November 2020]. Available from: https://blog.derby.ac.uk/2020/05/leadership-coronavirus-crisis-history/

PARVEEN, N. England’s hospitality bosses prepare legal challenge to Covid lockdowns [online]. The Guardian. 2020. [viewed 18 November 2020]. Available from: https://www.theguardian.com/business/2020/oct/11/england-hospitality-bosses-legal-challenge-covid-lockdowns

PÉREZ-GONZÁLEZ, L. ‘Is climate science taking over the science?’: A corpus-based study of competing stances on bias, dogma and expertise in the blogosphere. Humanities and Social Sciences Communications [online]. 2020, vol. 7, no. 1. [viewed 18 November 2020]. http://doi.org/10.1057/s41599-020-00582-z. Available from: https://www.nature.com/articles/s41599-020-00582-z

SCHOONOVER, R. Opinion | The White House Blocked My Report on Climate Change and National Security (Published 2019) [online]. The New York Times. 2020. [viewed 18 November 2020]. Available from: https://www.nytimes.com/2019/07/30/opinion/trump-climate-change.html

SHARMAN, A. The impact of controversy on the production of scientific knowledge [online]. 2015. [viewed 18 November 2020]. Available from: https://www.lse.ac.uk/GranthamInstitute/wp-content/uploads/2015/09/Working-Paper-207-Sharman.pdf

SMITH, I.D. Sage believes its advice to be more like commandments written on stone [online]. The Telegraph. 2020. [viewed 18 November 2020]. Available from: https://www.telegraph.co.uk/opinion/2020/11/01/sage-confused-believing-advice-like-commandments-written-stone/

STEVENS, A. Governments cannot just ‘follow the science’ on COVID-19. Nature Human Behaviour [online]. 2020, vol. 4, no. 6, p. 560–560 [viewed 18 November 2020]. https://doi.org/10.1038/s41562-020-0894-x. Available from: https://www.nature.com/articles/s41562-020-0894-x

STEWART, H. No 10 says scientific advisers will return to Covid-19 briefings [online]. The Guardian. 2020. [viewed 18 November 2020]. Available from: https://www.theguardian.com/world/2020/may/27/no-10-says-scientific-advisers-will-return-to-covid-19-briefings

TANGNEY, P. Between conflation and denial – the politics of climate expertise in Australia. Australian Journal of Political Science [online]. 2019. [viewed 18 November 2020]. https://doi.org/10.1080/10361146.2018.1551482. Available from: https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/10361146.2018.1551482?journalCode=cajp20

The return of the expert, by Christina Boswell [online]. COVID-19 Perspectives [online]. 2020. [viewed 18 November 2020]. Available from: https://blogs.ed.ac.uk/covid19perspectives/2020/04/14/the-return-of-the-expert-by-professor-christina-boswell/

WALDMAN, S. Trump officials deleting mentions of ‘climate change’ from U.S. Geological Survey press releases. Science | AAAS [online]. 2019. [viewed 18 November 2020]. Available from: https://www.sciencemag.org/news/2019/07/trump-officials-deleting-mentions-climate-change-us-geological-survey-press-releases

Enlaces externos

DeSmog UK: https://www.desmog.co.uk/

Luis Pérez-González: http://luisperezgonzalez.org/

Twitter – Luis Pérez-González: https://twitter.com/LuisPerezGonz11

Union of Concerned Scientists: https://www.ucsusa.org/

 

Sobre Luis Pérez-González

Luis Pérez-González es Catedrático de Estudios de Traducción y Codirector del Centro de Traducción y Estudios Interculturales de la Universidad de Manchester, Reino Unido. Entre 2016 y abril de 2020, fue co-investigador en el proyecto financiado por AHRC titulado Genealogías del conocimiento: la evolución y la impugnación de conceptos a través del tiempo y el espacio.

 

Articulo original en inglés

https://blogs.lse.ac.uk/impactofsocialsciences/2020/11/12/the-government-is-following-the-science-why-is-the-translation-of-evidence-into-policy-generating-so-much-controversy/

 

Traducido del original en inglés por Ernesto Spinak

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

PÉREZ-GONZÁLEZ, L. “El gobierno está siguiendo la ciencia”: ¿Por qué la traducción de la evidencia en políticas genera tanta controversia? [Publicado originalmente en el LSE Impact Blog en noviembre/2020] [online]. SciELO en Perspectiva, 2020 [viewed ]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2020/11/18/el-gobierno-esta-siguiendo-la-ciencia/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post Navigation