Datos Abiertos: información líquida, democracia, innovación… los tiempos se están cambiando

Introducción

800px-Open_Data_stickers

Creative Commons CC0 1.0 Universal Public Domain Dedication

Los paradigmas del Acceso Abierto, Software libre, Creative Commons, etc., son ampliamente conocidos. En particular los lectores de SciELO en Perspectiva están bien familiarizados con esos conceptos y las ventajas del acceso libre a la información para la comunidad académica y el público en general como forma de democratizar el conocimiento y producir ciudadanos informados.

El movimiento de Software libre (FOSS), iniciado por Richard Stallman tiene ya 30 años, el Open Access y el Creative Commons más de 10 años, el Programa SciELO tiene 15 años recién cumplidos. Entonces ahora, en estos últimos años, ha comenzado a tomar impulso un nuevo fenómeno conocido como Datos Abiertos – DA (Open-Data), o “información líquida”, parafraseando a Zygmunt Bauman. Denominamos “información líquida” a los datos registrados en soportes digitales, en actualización permanente, sin restricciones de acceso, ampliamente disponibles y en formatos que pueden compartirse a través de protocolos abiertos.

A finales del mes de octubre de este año 2013, la empresa McKinsey Global Institute (MGI), publicó un documento de investigación que analiza el potencial que tendría la información legible por máquina, en particular los datos de los gobiernos, que podría generar un valor económico significativo a través de innovaciones y servicios, si esta información fuera de acceso abierto.

El informe titulado Open data: Unlocking innovation and performance with liquid information analiza siete sectores de la actividad social y económica: Educación; Transporte; Productos de Consumo; Electricidad; Gas y Petróleo; Sistemas de Salud y Servicios Financieros. El documento concluye que si se dispusiera de DA tan sólo en los Estados Unidos podría incrementarse el PBI de 3 a 5 mil billones de dólares por año (trillones americanos). El informe indica también, que los DA ya están cambiando las formas en que enseñan los profesores y maestros, la forma en que aprenden los estudiantes, cómo los administradores toman decisiones, y cómo los graduados son capaces de encontrar a los empleadores adecuados a sus perfiles y aspiraciones.

Los DA pueden convertirse en un instrumento para romper las brechas de información en todos los sectores económicos, empresas de productos, de servicios, sectores académicos, y compartir pautas de referencia para difundir mejores prácticas que eleven la productividad. Naturalmente que esto no es automático, será necesario hacer inversiones en tecnología, generar profesionalidad y experiencia y mucho trabajo por parte de los gobiernos, para diseñar políticas acordes con el progreso que facilite el flujo de datos y que al mismo tiempo protejan la privacidad y la propiedad intelectual. La conclusión principal del informe de McKinsey es que el movimiento de DA puede convertirse en un ciclo virtuoso solamente si las agencias públicas, la academia y la industria privada son capaces de crear un ecosistema vibrante de datos abiertos.

Datos Abiertos o Líquidos

Para que puedan usarse y elevar la productividad es necesario que los repositorios de datos tengan al menos los siguientes atributos, según explica el informe de McKinsey:

  • Accesibilidad: todo el mundo pueda tener acceso, o al menos el más amplio espectro de usuarios tenga derechos a usarlos.
  • Legibles por máquina: disponible en formatos que puedan recuperarse en forma simple, por muchas vías, y puedan procesarse por computadoras.
  • Costo: gratuitos, o costos marginales.
  • Derechos: sin limitaciones de derechos para usar y distribuir los datos.

Este movimiento mundial de DA ha impulsado a que una organización de carácter global, la World Wide Web Foundation creara una nueva sección llamada Open Data Barometer, que mide el desempeño de los gobiernos en base a 14 métricas de apertura de datos. En el Open Data Barometer: 2013 Global Report publicado hace pocos días se clasifica a 77 países seleccionados en todos los continentes, donde el Reino Unido, Estados Unidos, Suecia, Nueva Zelanda, Noruega, Dinamarca, Australia y Canadá, ocupan los primeros lugares de la tabla de acuerdo a los criterios de DA. América Latina aparece representada recién entre las posiciones 25 a 62. Brasil que tiene actualmente una disposición legal en el artículo 5 de la Constitución Federal, recogido en el Proyecto de Ley nº 41/20106, igualmente todavía está en la posición 28, tercero en América Latina por debajo de México y Chile.

Varios gobiernos nacionales han creado centenares de Sitios Web donde se da acceso a información que ellos recopilan a través de sus diferentes agencias a nivel nacional o municipal, en un plan internacional de Cultura para Datos Abiertos o Gobiernos Abiertos. El proyecto Datacatalogs.org al momento de escribir esta nota (03/11/2013) tiene registrados 385 catálogos de datos provenientes de más de 40 países, y que ofrecen más de un millón de data-sets abiertos por los gobiernos del mundo.

La razón del proyecto internacional de Cultura para Datos Abiertos es hacer gobiernos más eficientes y efectivos, identificando formas de mejorar los servicios públicos que cumplan las necesidades ciudadanas a través de las tecnologías digitales; suministrar materia prima (datos) para la economía de la información; transparencia que permita a los ciudadanos controlar qué hacen los gobiernos con los impuestos; inclusión y empoderamiento que equilibre la asimetría de información entre el poder político y los ciudadanos.

Datos Abiertos y Academia

Desde el punto de vista general de la sociedad los DA cumplen un papel importante, pero ¿cuál es la importancia específica en el ámbito de la academia, que es donde el Programa SciELO está más involucrado? Los DA incluyen además de los mencionados antes, información geográfica, datos del genoma humano, datos médicos, biodiversidad, series meteorológicas, series económicas. Todos estos data-sets son fuentes de datos que históricamente han estado restringidos al acceso abierto mediante permisos, licencias, patentes, etc.

Solamente como ejemplo de aplicación tomemos una de las siete áreas que analiza el documento del McKinsey Global Institute, el área de la Atención en Salud. La cantidad de datos recopilados, analizados y compartidos entre los diferentes actores de la salud ha alcanzado una masa crítica que supera en varios órdenes de magnitud los ensayos controlados que se publican como trabajos de investigación en las revistas. Los volúmenes de registros médicos en forma digital, las investigaciones y datos que han sido recogidos por los gobiernos durante años permitirían una visión crítica entre las diferentes terapias que se aplican a los pacientes, análisis de costo/beneficio de los sistemas hospitalarios, y detectar costos innecesarios. Naturalmente que deberán resolverse los problemas de falta de estandarización de datos, incluso con las empresas farmacéuticas cuyos datos en general permanecen aislados, así como también los problemas de la privacidad y confidencialidad de actos médicos.

Argumentos a favor y en contra de DA

Como en todos los aspectos de la vida, cuando se intenta modificar un status quo, surgen voces a favor y en contra. Cualquiera que sea una situación, buena o mala, seguramente alguien gana y alguien pierde, y al intentar modificarla, presumiblemente para mejorar, los que en el presente ganan se van a oponer. El tema de los datos abiertos no escapa a este comportamiento de la sociedad.

Los que se manifiestan en contra de disponer los datos en forma abierta, en general se basan en argumentos que buscan garantizar a su favor reservas de mercado, y también en filosofías económicas, todo lo cual es naturalmente legítimo. Por ejemplo se argumenta que los gobiernos no deberían poner en riesgo las actividades del sector privado; que usar fondos públicos para recopilar datos que también lo hacen los sectores comerciales no es un uso eficiente de los impuestos; que podría afectarse la privacidad de los ciudadanos; que la recopilación, administración y difusión de datos son actividades de trabajo intensivo que tienen costos que deben recuperarse, y que hay organizaciones sin fines de lucro que pueden financiarse mediante esas actividades y, finalmente, el clásico argumento del “free rider”, si alguien ofrece servicios gratis quitará incentivo a invertir en esa área lo que será un freno a la innovación.

Por el contario, los que se manifiestan a favor de los datos abiertos, esgrimen como argumentos, que los Datos básicos pertenecen a la humanidad, típicamente los datos del genoma, ciencia médica, datos ambientales, y todos aquellos que están protegidos por diversas convenciones internacionales, tales como los OECD Principles and Guidelines for Access to Research Data from Public Funding, publicado en 2007; que si la financiación para recopilar los datos proviene de fondos públicos, entonces el resultado de esos trabajos deberían estar disponibles en forma universal; que los hechos (datos) originales no deberían legalmente protegerse por derechos de autor; que los datos son necesarios para mejorar el desarrollo socio-económico de los ciudadanos; y en particular en la investigación científica, disponer de acceso a los datos sin restricciones podría acelerar la tasa de descubrimientos.

Los Datos Abiertos y los otros movimientos “Abiertos”

Los objetivos del movimiento de DA es similar a otras iniciativas como la de disponer de publicaciones académicas en Internet en forma libre (sea por la Vía Dorada, Verde, y otras) como promueve el Programa SciELO. Los contenidos abiertos tienen el propósito de que los recursos de información destinados al público, en todas sus formas, estén disponibles sin costos. Asimismo el conocimiento abierto, de acuerdo a la Open Knowledge Foundation abarca la apertura de una gama de temas que incluyen a los Datos Abiertos, pero no están limitados a éstos, sino que en su sentido más general incorpora los principios y protocolos del CC Science Commons, incluyendo además de la ciencia publicada, los experimentos fallidos, los datos experimentales originales, los programas de computación de código abierto, la interconexión de data-sets y las técnicas de vinculación entre los datos para permitir la investigación transdiciplinaria y reproducible.

Además de las políticas de gobierno de apertura a sus propios datos, es importante promover a nivel de las agencias de financiación la creación de repositorios de datos bioinformáticos, moleculares, y datos experimentales, que garanticen la preservación por al menos un período de cinco años posteriores a la financiación, sin importar que esos datos sean publicados o no.

Conclusión

Acceso Abierto, Software libre, Creative Commons y ahora Datos Abiertos, el mundo está en un proceso acelerado de cambio, y como dijo Bob Dylan: The Times They are a-Changin’.

The line it is drawn
The curse it is cast
The slow one now
Will later be fast
As the present now
Will later be past
The order is
Rapidly fadin’
And the first one now
Will later be last
For the times they are a-changin’
La línea fue trazada
La suerte está echada
Lo que es lento ahora
Será rápido mañana
Como el presente ahora
Será más tarde pasado
El orden se está
Velozmente esfumando
Y lo que hoy es primero
Será más tarde pasado
Porque los tiempos se están cambiando

(traducción libre del autor)

Links externos

McKinsey Global Institute – http://www.mckinsey.com/

Open data: Unlocking innovation and performance with liquid information – http://www.mckinsey.com/insights/business_technology/open_data_unlocking_innovation_and_performance_with_liquid_information

World Wide Web Foundation – http://www.webfoundation.org/

Open Data Barometer: 2013 Global Report – http://www.webfoundation.org/2013/10/open-data-barometer-launched-by-web-foundation-open-data-institute/

Datacatalogs.org – http://datacatalogs.org/

OECD Principles and Guidelines for Access to Research Data from Public Funding – http://www.oecd.org/science/sci-tech/oecdprinciplesandguidelinesforaccesstoresearchdatafrompublicfunding.htm

Open Knowledge Foundation – http://okfn.org/

CC Science Commons – http://sciencecommons.org/projects/publishing/open-access-data-protocol/

Proyecto de Ley nº 41/20106 – http://www.senado.gov.br/atividade/materia/detalhes.asp?p_cod_mate=96674

 

spinakSobre Ernesto Spinak

Colaborador do SciELO, Ingeniero en Sistemas y Lic. en Biblioteconomía,  con  Diploma de Estudios Avanzados pela Universitat Oberta de Catalunya y Maestría en “Sociedad de la Información” por la Universidad Oberta de Catalunya, Barcelona – España.  Actualmente tiene una empresa de consultoría que atiende a 14 instituciones de gobierno y universidades en Uruguay con proyectos de información.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

SPINAK, E. Datos Abiertos: información líquida, democracia, innovación… los tiempos se están cambiando [online]. SciELO en Perspectiva, 2013 [viewed ]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2013/11/18/datos-abiertos-informacion-liquida-democracia-innovacion-los-tiempos-se-estan-cambiando/

 

One Thought on “Datos Abiertos: información líquida, democracia, innovación… los tiempos se están cambiando

  1. Pingback: Las Relaciones Publicas Como Funciones de la Organización. | arturofelizardo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post Navigation