Pinacoteca de São Paulo: un poco de historia del arte en Brasil y el Jardim da Luz

A los participantes del evento conmemorativo de los 15 años de SciELO, comienzo con la sugerencia de un paseo admirable a la Pinacoteca del Estado de San Pablo, localizada en el Parque da Luz – o Jardim da Luz –, nº 2 de la Avenida Tiradentes.

Los visitantes tendrán la oportunidad de conocer y disfrutar de uno de los museos brasileños más antiguos del país, inaugurado en 1905 y diseñado por Ramos de Azevedo (1851-1928) y Domiciano Rossi (1865-1920). Un museo cuya historia está relacionada con la Escuela de Artes y Oficios de São Paulo, creada en el siglo XIX por Leoncio de Carvalho.

Parque da Luz. Foto: André Banyai.

Parque da Luz. Foto: André Banyai.

El Parque da Luz o Jardim da Luz – como muchos residentes acostumbran llamarlo – tiene una superficie de unos 113.000 m². El visitante al principio, puede conocer el parque que alberga actualmente unas 50 esculturas integradas en la colección de la Pinacoteca. A continuación, además de estas esculturas al aire libre en el predio de la Pinacoteca, el visitante tiene la posibilidad de disfrutar de exposiciones bien reveladoras desde el punto de vista de la memoria artística y cultural, y que sin duda continuarán hasta el mes de octubre próximo, como por ejemplo, la que trata: “Arte en Brasil: una historia en la Pinacoteca de Sao Paulo.”

“Arte en Brasil” ofrece una colección de 500 obras distribuidas en once salas, llamadas: “La tradición colonial”, “Los artistas viajeros”, “La creación de la Academia”, “La Academia al final del siglo”, “La enseñanza académica”, “Los géneros de la pintura”, “Realismo burgués”, “De las colecciones en el museo”, “Un imaginario São Paulo” y “Lo nacional en el arte”. Se trata allí de un poco de la historia del arte brasileño en pinturas, esculturas, dibujos, grabados, fotografías … y, al mismo tiempo, una parte considerable de los que fue la formación del arte en el país y la “creación de una ideología nacional en las artes”, desde la época colonial hasta mediados de los años 1930.²

Otra exposición importante en el mismo lugar refuerza el aspecto formativo del arte brasileño, especialmente con el foco en São Paulo, bajo el título: “El abordaje artístico São Paulo, en la Antigua República (1889-1930)”. El llamado “abordaje artístico” existió “en una primera versión, instituida de manera informal en la década de 1890,” cuando los artistas podían recibir una beca con el propósito de la educación en el extranjero en los principales centros de arte. Y así quedaban con el compromiso de enviar estas obras al gobierno de São Paulo, que las encaminaban al Museo Paulista (1895) y luego a la Pinacoteca do Estado (desde 1905). La segunda fase del “pensionado” de entonces se produjo con la creación de un apoyo más formal “los becados de los campos de las artes visuales, la música y el canto en importantes centros artísticos de Europa para perfeccionamiento.”

Es interesante saber que los requisitos para competir por tales beneficios eran “ser de São Paulo, tener entre 12 y 25 años de edad y poseer vocación artística”.² Lo que configuraba, claramente, una preocupación particular de la planificación del acervo de las artes en Sao Paulo

Hoy en día, la colección de la Pinacoteca cuenta con un total de 5.000 obras, la mayoría de estos trabajos se relaciona con artistas brasileños del siglo XIX. El edificio ha sufrido numerosas reformas, y la más reciente fue en los años 90, en la gestión de Emanoel Araújo (1940), cuyo proyecto de recuperación fue firmado por el arquitecto Paulo Mendes da Rocha (1928).

* * *

Como continuación de estas visitas en el circuito de las artes en la Pinacoteca hasta octubre, entre otras exposiciones temporales, menciono también la titulada: “Dos Momentos”, del artista Gilberto Salvador, nacido en São Paulo en 1946.

Esta debería ser otra oportunidad de aproximación del visitante para conocer el arte en Brasil, desde los años 60 – y en el caso de este artista – hasta la actualidad, con 24 de sus obras, incluyendo pinturas, objetos e instalaciones.

Vale la pena mencionar también que, afuera del espacio de la Pinacoteca, Gilberto Salvador, de formación arquitecto, instaló en 1999 en la Estación del Metro Jardim São Paulo, en el barrio de Santana, al norte, la escultura de su autoría denominada: “Vuelo de Xangó . “[2].

Dicho sea de paso, un monumento apropiado que confiere, por un lado, su relevancia, especialmente en el movimiento paulistano y, por otro, las marcas expresas de la cultura afro-brasileña en la representación artística de uno de sus orixás (deidades)1.

Notas

1 Xangô, Shango o Sango es Orixá, de origen Yorubá. Para saber más sobre estudios de Orixás en Brasil, ver, fundamentalmente: O candomblé na Bahia: rito nagô, de Roger Bastide. Traducción de Maria Isaura Pereira de Queiroz. São Paulo, Companhia das Letras, 2001 (Edición revista y ampliada). Os candomblés de São Paulo, de Reginaldo Prandi, São Paulo, Hucitec y Edusp, 1991. y también: Notas sobre O culto dos Orixás e Voduns, de Pierre Verge, 2 edición, São Paulo, Edusp, 2000.

2 http://www.pinacoteca.org.br

3 http://www.fgs.org.br/blog/category/projetos

 

Traducido del original en portugués por Ernesto Spinak.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

SCIENTIFIC ELECTRONIC LIBRARY ONLINE. Pinacoteca de São Paulo: un poco de historia del arte en Brasil y el Jardim da Luz [online]. SciELO en Perspectiva, 2013 [viewed ]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2013/09/02/pinacoteca-de-sao-paulo-un-poco-de-historia-del-arte-en-brasil-y-el-jardim-da-luz/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post Navigation