Los créditos del autor … ¿autor de qué?

Por Ernesto Spinak

Foto: Enokson.

Por muchos años el impacto de las publicaciones de un autor medido por el Factor de Impacto de las revistas donde un autor ha publicado – se ha usado como una medida relevante para evaluar el progreso de su carrera científica. Ese parámetro se usa en general por las universidades y agencias de gobierno en una escala de relevancia para establecer posiciones ordenadas por méritos.

Sin embargo el FI como una medida del impacto y productividad de autores individuales, que surgió en las épocas de la “little science” que definía Price (1963), no es una buena medida cuando se ha pasado en las últimas décadas al estado de madurez de la “big science”.

De acuerdo al concepto establecido por Price, durante el período de la “little science” lo usual es que los investigadores trabajen solos o en grupos reducidos, pero cuando la ciencia pasa a la madurez – “big science” – lo característico es la colaboración científica que permite el desarrollo de grandes proyectos y el acceso a fuentes de financiamiento. De acuerdo a la teoría “elitista” de Price es normal que exista un núcleo de investigadores extremadamente activos y una amplia población flotante de gente que colabora con los líderes. La colaboración científica es una consecuencia de la profesionalización del trabajo que envuelve tanto a las organizaciones, a las agencias de financiación, como a científicos individual y colectivamente.

Entonces, cuando se evalúan los méritos de un autor de una publicación (¿lo llamaremos Impacto?) surge la pregunta del título… ¿el autor de qué? En otras palabras, en un trabajo cooperativo donde han participado docenas de expertos las preguntas son: ¿quién es EL autor?, ¿todos hicieron lo mismo, las diferentes contribuciones tienen la misma originalidad o importancia, cómo se reparten los méritos?

La actividad científica es un emprendimiento social (y también empresarial, ¿por qué no?) donde las reglas de promoción, márketing, y premiación no son muy diferentes a los de otros emprendimientos tales como la industria cinematográfica. Esta comparación ya ha sido planteada reiteradas veces en la literatura especializada, y una muy reciente fue publicada en Nature, donde el autor decía:

Cuando se trata de repartir el crédito, la ciencia podría aprender de las películas. Desde 1934, la Academia de las Artes y las Ciencias, donde se premia con los Oscar, ha mantenido un índice de los créditos de películas, que ahora se llama el Motion Picture Credits Database. (Frische 2012) (Traducción libre)

La investigación científica al igual que la industria cinematográfica no es una actividad unipersonal. Es cierto que hay excepciones, como “El Mariachi” de Carlos Gallardo que lo filmó con USD 7.000 en 1992 y fue un éxito con múltiples premios internacionales. Pero nadie podría pensar que filmes como “El Padrino”¹ que ganó tres Oscar, o “Gladiator”² con un presupuesto de 104 millones de dólares y cinco Oscar, son emprendimientos individuales, o el mérito de unas pocas personas. Por esta razón la Academia no premia “autores” sino que registra “créditos” a múltiples personas en 24 categorías³ diferentes, tales como mejor actor, director, guión original, efectos visuales, música, etc.

Este es el tema que aborda un reciente artículo publicado en Nature, con el título “Publicación: crédito a quien el crédito merece”⁴, donde señala que no es una tarea simple hoy día determinar en un trabajo publicado, qué cosa hizo o en qué colaboró cada una de las personas indicadas como autores, o en las secciones de reconocimientos o contribuciones de la mayoría de las revistas. Y además, debido a que estas secciones no están estructuradas o normalizadas, es muy difícil usar técnicas de “minería de datos” para extraer esa información.

Los autores del artículo de Nature que comentamos, proponen una taxonomía para categorizar los diferentes roles que tienen los científicos y expertos que participan en una publicación y, de allí, poder extraer e indizar correctamente las funciones usando un software apropiado. En esta línea de acción propuesta sería posible evaluar mejor a los profesionales en sus diferentes especialidades, sean los que diseñan las metodologías, los que escriben, los laboratoristas, los análisis estadísticos, etc. De esta manera los editores podrán seleccionar mejor quiénes serían los árbitros más apropiados para evaluar un artículo, o a las agencias de financiación facilitarles la evaluación de los equipos de investigadores que solicitan fondos.

Los autores del artículo “crédito a quien el crédito merece”⁴ hicieron una experiencia piloto sobre una taxonomía provisional de 14 categorías a fines del 2013, consultando a 1.200 investigadores que han publicado en revistas de PLOS, Nature Publishing Group y Elsevier. Aproximadamente 230 autores enviaron respuestas con un 85% de acuerdo con la taxonomía propuesta y su simplicidad de uso.

La taxonomía incluye las siguientes categorías biológicas (que se mantienen en el original del inglés, por no haber todavía una traducción oficial),

Categoría taxonómica Descripción de rol
Study conception Ideas; formulación del asunto a investigar; establecimiento de las hipótesis.
Methodology Desarrollo o diseño de la metodología; creación de modelos
Computation Programación, desarrollo de software; diseño de programas de computación; implementación del código de la computadora y soporte de algoritmos.
Formal analysis Aplicación de técnicas estadísticas, matemáticas u otras para analizar los datos de estudio.
Investigation: performed the experiments Conducir el proceso de investigación, específicamente haciendo los experimentos.
Investigation: data/evidence collection Conducir el proceso de investigación, específicamente haciendo la recolección de datos y evidencias.
Resources Provisión de materiales de estudio, re agentes, materiales, pacientes, muestras de laboratorio, animales, instrumentación y otras herramientas de análisis.
Data curation Administración de las actividades para anotar (producir metadatos) y mantener los datos de investigación para el uso inicial y reutilización posterior.
Writing/manuscript preparation: writing the initial draft Preparación, creación y/o presentación del trabajo publicado, específicamente escribiendo el borrador inicial.
Writing/manuscript preparation: critical review, commentary or revision Preparación, creación y/o presentación del trabajo publicado, específicamente la revisión crítica, comentarios o revisión.
Writing/manuscript preparation: visualization/data presentation Preparación, creación y/o presentación del trabajo publicado, específicamente la visualización y presentación de los datos.
Supervision Responsabilidad en supervisar la investigación; orquestación del proyecto; investigador principal y otros participantes principales.
Project administration Coordinación o administración de las actividades de investigación que llevan a esta publicación.
Funding acquisition Adquisición del apoyo financiero para el proyecto que lleva a esta publicación.

Fuente: http://www.nature.com/news/publishing-credit-where-credit-is-due-1.15033#/whodidwhat

pero todavía falta analizar si estos 14 roles cubren apropiadamente otras áreas de investigación, que puedan requerir otra clase de perfiles. Por ejemplo un artículo de seis páginas sobre el descubrimiento del bosón de Higgs en el CERN en Ginebra, contenía siete páginas de nombres de autores, sin que fuera posible deducir de ese listado qué es lo que hizo cada uno para ser incluido como autor⁵. Para mejorar la taxonomía se hará un nuevo taller planificado para el tercer trimestre de este año 2014.

Disponer de esta información en una base de datos abierta tendrá muchos beneficios. Los editores de revistas, las evaluaciones académicas, las agencias de financiamiento podrán saber a la distancia de un click del ratón qué cosa ha contribuido un investigador en su área de especialidad, impidiendo que los supervisores de los proyectos puedan apropiarse indebidamente de los créditos de otras personas. Si un equipo de investigación requiere un experto en el tema “xx” podrá buscar a la persona adecuada, por ejemplo un análisis estadístico o un meta-análisis, o lo que sea.

De esta manera el concepto “autor” como medida de estima dominante comenzará a modificarse. Las revistas científicas deberán adaptar las “instrucciones a los autores” para re-definir qué significa el concepto genérico de “autor”, el que deberá ser calificado de acuerdo a una taxonomía estandarizada.

El cambio requerirá la definición de nuevos metadatos, y producirá un enriquecimiento de la información en las bases de datos internacionales sobre actividad científica. La información registrada en las redes, permitirá medir no solamente un número o un índice mágico (IF), sino las habilidades documentadas (skills) de cada experto o investigador, creando un incentivo a la honestidad y mejorará la transparencia, la moral y ética de la cultura de la ciencia. Este tipo de información en bases de datos no es una idea nueva, ya existe por décadas en el Motion Picture Credits Database.

Mi reflexión

Cuando a mi me mencionan “La Pantera Rosa”, no me viene a la memoria ni Blake Edwards ni Peter Sellers, sino Henry Mancini creador de la música que se identifica mundialmente con el personaje del cartoon: “tará taráaaa, tará tará! tará taraaaa tarará!!…” Ha tenido mayor impacto.

Notas

¹ The Godfather (1972). Francis Ford Coppola, con Marlon Brando y al Pacino – http://en.wikipedia.org/wiki/The_Godfather

² Gladiator (2000). Ridely Scott, con Russel Crowe – http://en.wikipedia.org/wiki/Gladiator_(2000_film)

³ Academy Awards. Merits – http://en.wikipedia.org/wiki/Academy_Awards#Merit_categories

⁴ ALLEN, L. et al. Publishing: Credit where credit is due. Nature. 2014. Vol. 508, nº. 7496, pp. 312-3. Available from: http://www.nature.com/news/publishing-credit-where-credit-is-due-1.15033

⁵ FRISCHE, S. It is time for full disclosure of author contributions. Nature. 2012, vol. 489, nº. 7417, pp. 475.Available from: http://www.nature.com/news/it-is-time-for-full-disclosure-of-author-contributions-1.11475#a1

Referencias

ALLEN, L. et al. Publishing: Credit where credit is due. Nature. 2014. Vol. 508, nº. 7496, pp. 312-3. Available from: http://www.nature.com/news/publishing-credit-where-credit-is-due-1.15033

FRISCHE, S. It is time for full disclosure of author contributions. Nature. 2012, vol. 489, nº. 7417, pp. 475.Available from: http://www.nature.com/news/it-is-time-for-full-disclosure-of-author-contributions-1.11475#a1

PRICE, D.J.S. Little Science, Big Science. New York: Columbia University Press. 1963. 119.p

 

Ernesto SpinakSobre Ernesto Spinak

Colaborador del SciELO, Ingeniero en Sistemas y Lic. en Biblioteconomía, con Diploma de Estudios Avanzados pela Universitat Oberta de Catalunya y Maestría en “Sociedad de la Información” por la Universidad Oberta de Catalunya, Barcelona – España. Actualmente tiene una empresa de consultoría que atiende a 14 instituciones de gobierno y universidades en Uruguay con proyectos de información.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

SPINAK, E. Los créditos del autor … ¿autor de qué? [online]. SciELO en Perspectiva, 2014 [viewed ]. Available from: http://blog.scielo.org/es/2014/07/17/los-creditos-del-autor-autor-de-que/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post Navigation