¿Hacia el acceso abierto universal? Por qué necesitamos bibliodiversidad en lugar de una “bala de plata”

Imagen: dooder.

Por Pierre Mounier

Nada es probablemente más falso que la representación de la comunicación académica como un campo integrado dominado por unos pocos actores globales en todas las disciplinas, países y comunidades. Cuando Jeffrey Beal publicó sus despreciativas palabras sobre SciELO y Redalyc porque, según él, “muchos investigadores norteamericanos nunca han oído hablar de eso”, podría haber dicho lo mismo de Elsevier porque muchos investigadores de humanidades nunca han oído hablar de él, en Estados Unidos y otros lugares, para tomar otro ejemplo que ilustra cuán absurdo puede ser este enfoque, simplemente porque las prácticas de información y citas de los investigadores no son globales, sino más bien influenciadas por parámetros locales, en términos de disciplinas, contextos nacionales, redes transnacionales de investigación equipos que comparten los mismos métodos, objetos, tipos de instrumentos.

La comunicación académica está influenciada por las necesidades de las sociedades

Incluso en una epistemología no constructivista, donde se da por sentado que la verdad científica tiene una validez global, se admite que la investigación está en estrecha relación con las sociedades locales: según los principales desafíos que deben enfrentar, las sociedades se centran en temas específicos y apoyan más investigaciones sobre ellos mismos, dan más importancia a algunas disciplinas en lugar de a otras, pero también organizan la investigación de acuerdo con las culturas nacionales que pueden diferir ampliamente. En otras palabras, particularmente cuando la investigación es financiada con fondos públicos, que es el caso en la mayoría de las disciplinas con algunas excepciones, la financiación nacional tiene un impacto directo en la investigación científica misma al solicitar un retorno de la inversión en beneficio del contribuyente que lo consiente.

Obviamente, el sector de la comunicación académica se ve aún más profundamente afectado por factores socioeconómicos, porque está posicionado en la frontera del sector científico, como un mercado sujeto a las condiciones económicas en general, pero también como un instrumento crítico en el logro de la universalidad del acceso al conocimiento como un bien común. En resumen, el sector se encuentra en la encrucijada de tres demandas: abordar de manera eficiente las necesidades de comunicación de los científicos con sus pares, ser económicamente sostenible, garantizar el acceso igual o incluso universal al conocimiento. Para un número limitado de países, la mayoría europeos, por cierto, también es una industria altamente capitalizada que genera riqueza y empleos. Esta es la razón por la cual el debate global sobre la transición de la comunicación académica al acceso abierto es tan confuso: implica una amplia gama de diferentes partes interesadas con diferentes agendas que operan en diferentes contextos nacionales y disciplinarios.

El debate sobre el Acceso Abierto es confuso

Si en general se reconoce ahora que hay un movimiento general en todos estos contextos diferentes que impulsa a todos los diferentes interesados hacia el acceso abierto, una pregunta importante permanece abierta: ¿a qué modelo de publicación de acceso abierto nos dirigimos? Por el momento, este debate parece una arena confusa en la que cada uno trata de impulsar su propio modelo en función de sus propios intereses u objetivos: la Comisión Europea, por ejemplo, impulsa el acceso abierto verde basado en el autoarchivo en repositorios como Zenodo, porque La razón principal, si no la única, por la que desean desarrollar el acceso abierto es acelerar drásticamente la transferencia de conocimiento de los laboratorios a la industria para fomentar la innovación en la industria europea y aumentar su competitividad en los mercados mundiales. Los gobiernos del Reino Unido y los Países Bajos respaldan el modelo de acceso abierto dorado comercial porque son aquellos países en los que la publicación académica es una industria. Muchas universidades respaldan repositorios institucionales porque es un instrumento importante para mantener el control de sus activos científicos. Las bibliotecas suelen ir en la misma dirección porque se enfrentan a un desafío importante en términos de financiación y uso como consecuencia del cambio de un sistema basado en suscripción a un modelo de APC. Los investigadores se posicionan de diferentes maneras según su disciplina, avance en su carrera, afiliación e incluso experiencias pasadas con editores.

Dorado-Verde: una oposición Maniquea

También se debe tener en cuenta que hay muchas opciones diferentes más allá de la oposición tradicional y un poco maniquea verde-dorado. Por ejemplo, en el llamado “modelo dorado”, más de la mitad de las revistas de acceso abierto indexadas por DOAJ no requieren el pago de APC para publicar un artículo. En la mayoría de los casos, son subsidiadas por las instituciones y muchas de ellas se sustentan en mano de obra gratuita proporcionada por académicos. En Francia, OpenEdition ha desarrollado un modelo económico freemium1 para diversificar su flujo de fondos y asegurar una mejor sostenibilidad. La iniciativa canadiense PKP ha apoyado a miles de revistas académicas independientes de acceso abierto que no usan APC en todo el mundo a través de la herramienta de publicación OJS, ampliamente conocida y utilizada, permitiendo que cientos de universidades, sociedades académicas e infraestructuras nacionales establezcan y desarrollen su propia plataforma. Por lo tanto, nada es más parcial que la descripción habitual del típico “modelo dorado” como una revista internacional propiedad de una empresa comercial que cobra un alto APC. Esta situación existe, por supuesto, pero se trata de una minoría de títulos y es una pena que en el debate actual sobre acceso abierto, el modelo comercial dorado de APC represente el modelo de dorado completo para muchos comentaristas. La falta de comprensión de la diversidad de contextos y modelos combinados con la variedad de agendas impulsadas por los diferentes interesados abre el camino a discursos que abogan por una única solución presentada como la “bala de plata” que promete lograr acceso abierto completo para toda el sistema de comunicación en unos pocos años. En otras palabras, el mecanismo global de inversión o compensación por un lado, las soluciones basadas en repositorios por otro lado, presentado como la solución única para interrumpir el sistema actual y reemplazarlo por un nuevo completamente abierto es probablemente delirante.

Necesitamos bibliodiversidad abierta

Como conclusión, con demasiada frecuencia, la discusión sobre los modelos de acceso abierto a veces es completamente confusa, a veces demasiado simplista y generalmente se basa en una generalización indebida de situaciones locales e incluso experiencias singulares. No refleja adecuadamente la variedad de parámetros que influyen en la forma en que se practica y se comunica la investigación entre pares y hacia las sociedades en general. Por lo tanto, necesitamos desesperadamente una discusión mejor informada basada en estudios de casos y probablemente impulsada por la teoría del actor-red porque permite modelar cómo interactúan las diversas partes interesadas en el proceso de comunicación académica. Debido a que no solo necesitamos acceso abierto, sino también modelos de comunicación académicos abiertos que satisfagan las necesidades reales de las comunidades y sociedades de investigación para crear conocimiento y beneficiarse de él, necesitamos un modelo de acceso abierto basado en bibliodiversidad. Esto es lo que defiende la Apelación de Jussieu2.

Notas

1. Freemium es un modelo de negocios que funciona ofreciendo servicios básicos gratuitos, mientras se cobra por otros más avanzados o especiales. La palabra “freemium” es una contracción en inglés de las dos palabras que definen el modelo de negocio: “free” y ”premium”.

2. Jussieu Call for Open science and bibliodiversity [online]. Jussieu Call. 2017 [viewed in 14 August 2018]. Available from: https://jussieucall.org/jussieu-call/#call

Referencias

Amsterdam Call for Action on Open Science [online]. Government of the Netherlands. 2016 [viewed in 14 August 2018]. Available from: https://www.government.nl/documents/reports/2016/04/04/amsterdam-call-for-action-on-open-science

Jussieu Call for Open science and bibliodiversity [online]. Jussieu Call. 2017 [viewed in 14 August 2018]. Available from: https://jussieucall.org/jussieu-call/#call

Towards better access to scientific information: Boosting the benefits of public investments in research [online]. European Commission. 2012 [viewed in 14 August 2018]. Available from: http://ec.europa.eu/research/science-society/document_library/pdf_06/era-communication-towards-better-access-to-scientific-information_en.pdf

Links externos

DOAJ list of non-APC journals <https://goo.gl/LgKofL>

Jussieu Call <https://jussieucall.org/>

 

Sobre Pierre Mounier

Pierre Mounier es subdirector de OpenEdition, una infraestructura integral con sede en Francia para publicación y comunicación de acceso abierto en humanidades y ciencias sociales. OpenEdition ofrece varias plataformas para revistas, anuncios científicos, blogs académicos y, finalmente, libros, en diferentes idiomas y de diferentes países. Pierre enseña humanidades digitales en EHESS en París. Ha publicado varios libros sobre el impacto social y político de las TIC (Les Maîtres du Réseau, les enjeux politiques d’Internet 2001), la edición digital (L’Edition électronique, con Marin Dacos, 2010) y las humanidades digitales (Read/Write Book 2, Une introduction aux humanités numériques, 2012). Como subdirector de OpenEdition, el trabajo de Pierre Mounier gira principalmente en torno al desarrollo de una estrategia de internacionalización para la infraestructura, en particular mediante el establecimiento de asociaciones con plataformas e instituciones en Europa y en otros lugares. Para promover este objetivo, participa regularmente en conferencias y seminarios internacionales para presentar los programas de OpenEdition y debatir temas relacionados con las humanidades digitales y el acceso abierto. Pierre Mounier participa en las actividades de Dariah, la infraestructura europea para humanidades digitales, y coordina el desarrollo de OPERAS, una infraestructura europea dedicada a la comunicación académica abierta que reúne a 36 socios de 12 países, incluido SciELO como su primer socio internacional.

 

Traducido del original en inglés por Ernesto Spinak.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

MOUNIER, P. ¿Hacia el acceso abierto universal? Por qué necesitamos bibliodiversidad en lugar de una “bala de plata” [online]. SciELO en Perspectiva, 2018 [viewed ]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2018/08/14/hacia-el-acceso-abierto-universal-por-que-necesitamos-bibliodiversidad-en-lugar-de-una-bala-de-plata/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post Navigation