Reunión considera cómo el acceso abierto podría abordar las desigualdades – Publicado originalmente en la Research Information el 19 de Octubre 2014

oaspaMark Patterson informa desde la reunión de COASP que se celebró en septiembre en París.

En la mayoría de los años anteriores, la reunión anual de la Open Access Scholarly Publishers Association tuvo lugar en Europa del Este. Este año, sin embargo, la reunión se trasladó al oeste y fue hospedada en la Sede de la UNESCO en París a mediados de septiembre.

Por una parte, la colaboración con la UNESCO es una indicación de hasta qué punto ha llegado la publicación en acceso abierto. Varias de las contribuciones en la reunión también demostraron dónde se han progresado, así también las perspectivas de desarrollos más radicales en la comunicación académica. Pero, no nos durmamos en los laureles, a los asistentes también se les dio un toque de atención que todavía hay un largo camino para recorrer.

La dimensión internacional de la publicación en acceso abierto, y su papel en la agenda de desarrollo mundial, se puso de relieve en las palabras de apertura de Getachew Engida, Subdirector General de la Unesco, e Indrajit Banerjee, Director de la División de las Sociedades del Conocimiento, quien también enfatizó el fuerte y creciente compromiso de la UNESCO al acceso abierto.

Este tema fue desarrollado por Abel Packer de SciELO, que resumió los logros de la plataforma de revistas SciELO en América Latina, donde el acceso abierto ha alcanzado niveles impresionantes. Por ejemplo, 27 por ciento de los artículos en América Latina indexados en Scopus son acceso abierto. También en la reunión, Dominique Babini de CLASCO (Consejo Latino Americano de Ciencias Sociales), Pierre de Villiers de AOSIS (African Online Scientific Information Systems Ltd), y Alwaleed Alkhaja de Q Science cubrieron los desarrollos en Argentina, Sudáfrica y el Medio Oriente y Norte de África respectivamente.

El rango de presentaciones y ubicaciones geográficas enfatizó la diversidad de enfoques que existen para ayudar a abrir la comunicación científica. Sin embargo, también identificó algunos de los retos más difíciles para progresar.

El más importante de esos desafíos son las prácticas predominantes en la evaluación de investigación, que actúan como un freno poderoso al cambio, y específicamente al acceso abierto. Las deficiencias en la evaluación de la investigación basada en los factores del nombre y el impacto de la revista están bien documentadas. Lo que podría ser menos apreciado es que este enfoque predominantemente ‘occidental’ tiene efectos perjudiciales en la conducta de publicación y académica en el sur global. Si las revistas nacionales y regionales luchan por ganar la entrada en los índices claves de revistas, estas revistas locales tienen dificultades para atraer investigadores cuya promoción profesional está ligada en revistas ‘establecidas’ que están a cargo de editores en otras partes del mundo. Aunque de esta conferencia no emergieron soluciones nuevas, se expresó la opinión de que los mismos académicos pueden ayudar a romper este círculo vicioso.

Otro tema importante en la reunión fue la innovación. Nuevos enfoques en la publicación basada en la biblioteca puso de relieve el potencial para colaborar entre y dentro de las instituciones. Alma Swanof de SPARC Europa habló de la colaboración entre bibliotecas y las editoriales universitarias, mientras que Charles Watkinson de la Universidad de Michigan de EE.UU. describió la Library Publishing Coalition, una asociación dirigida por la comunidad, fundada recientemente en 2014.

El nuevo programa de la UCL en el Reino Unido, descrita en la reunión por Paul Ayris, fue otro buen ejemplo. Como explicó, el programa no solamente aborda la compleja esfera de la edición de monografías abiertas, también está avanzando con libros de texto abiertos.

Hay también oportunidades inesperadas para ser exploradas en estos esfuerzos, de modo que más becas puedan ser compartidas y usadas. Por ejemplo, grupos no atendidos tales como estudiantes de pregrado, pueden entrar en la comunicación académica y pueden aprender a través de la experiencia al publicar en lugares diseñados para sus necesidades.

Acercar a las personas más jóvenes en la comunicación académica fue aún más elaborada en la sesión ‘mostrar y decir’ por Fred Denter, quien presentó la iniciativa ‘Fronteras para las Mentes Jóvenes’ que pareció capturar la imaginación de todos. Escuchar acerca de los resultados cuando a académicos experimentados les son revisados sus trabajos por jóvenes de 12 años de edad fue entretenido e inspirador.

Los temas de la reunión COASP de este año abarcaron una variedad de formatos (revistas, libros, monografías) y disciplinas (desde las artes y las humanidades hasta las ciencias). Las discusiones tampoco se limitaron a textos. En la sesión sobre datos, Celina Ramjoué de la Comisión Europea dio una idea sobre la elaboración de políticas de intercambio de datos en Europa. Mientras tanto Phil Bourne (National Institutes of Health, USA) describió su visión de un patrimonio común de datos, donde los resultados de la investigación están abiertos y conectados y de esta manera se transforman en una plataforma poderosa para la investigación y desarrollo.

Volviendo a tierra, nos enteramos de lo esencial y básico de la publicación en acceso abierto. Esto incluyó el progreso que se está haciendo en el desarrollo de buenas prácticas en la atribución, descrito por Caroline Sutton de Co-Action, y el tratamiento de las tasas de publicación por artículo, discutido por Kai Karin Geschuhn de la Max Plank Society.

Tal vez el tema más difícil de todos es cómo negociar la transición hacia el acceso abierto si se comienza como un editor por suscripciones. En la sesión sobre sociedades académicas y de publicación, se presentaron algunas perspectivas diferentes. Andrea Baier resumió los retos que está intentando superar la British Ecological Society con, específicamente, las altas tarifas que se requerirían para preservar los niveles actuales de ingreso necesarios para apoyar a las otras actividades de la sociedad. A modo de contraste, Xenia van Edig, discutió cómo una serie de sociedades están trabajando con Copernicus Publications para avanzar en la publicación en acceso abierto con el apoyo de tasas de publicación más modestas.

Finalmente, volviendo a la llamada de atención a los editores de acceso abierto, Claudio Aspesi (Stanford Bernstein) presentó una perspectiva fascinante sobre el mundo editorial a través de la lente de un analista financiero. Basado en particular en las tendencias de los precios de las acciones de Reed Elsevier y Wiley, la conclusión de Aspesi es que el movimiento acceso abierto está teniendo poco o ningún efecto en el mundo tradicional de las publicaciones por suscripción – evidencia de que la publicación en acceso abierto está yéndose al oeste en más de un sentido.

Es difícil discutir con los indicadores financieros que muestran que a Reed Elsevier y otros les está yendo muy bien. Y dudo que aún el más ardiente abogado del libre acceso podría argumentar que el acceso abierto está avanzando tan bien como quisieran. Sin embargo, el progreso hacia el acceso abierto es innegable, y tal como la presentación final del ganador del Premio ASAP (Accelerating Science Award Program patrocinado por Google, PLOS y el Wellcome Trust) Daniel Mietchen del Museum für Naturkunde, Berlín y muchas otras presentaciones de la reunión de OASPA demostraron que el acceso abierto es solo un aspecto de una transición más amplia que se está produciendo en la comunicación académica.

Hay una riqueza de enfoques que están siendo probados en las diferentes disciplinas y en diferentes partes del mundo. Nuevos modelos de negocios, nuevas tecnologías, nuevos actores están surgiendo. El precio de las acciones de Reed Elsevier es interesante para estar seguro, pero esta no es la métrica por la cual se medirán el éxito de las iniciativas relacionadas con el acceso abierto. Por ahora, entonces, los editores de acceso abierto deben sentirse estimulados y con aún mayor determinación por los puntos de vista de Aspesi e inspirados por los muchos participantes en la publicación de acceso abierto quienes están abriendo caminos y apuntando hacia un futuro emocionante en la comunicación académica.

Mark Patterson es director ejecutivo de eLife. También fue presidente del comité organizador de la sexta reunión anual de la Open Access Scholarly Publishers Association.

Artículo original en inglés

http://www.researchinformation.info/news/news_story.php?news_id=1732

 

pattersonSobre Mark Patterson

Mark Patterson fue investigador en genética por 12 años antes de pasarse a la publicación científica en 1994 como editor de Trends in Genetics. Después de varios años en Nature donde participó en el lanzamiento de Nature Reviews Journals, se trasladó a PLOS en 2003. Como Director de Publicaciones hasta 2011, Mark ayudó a lanzar varias de las Revistas PLOS y fue uno de los fundadores de la Open Access Scholarly Publishers Association. Mark es también miembro del UK Open Access Implementation Group. Mark es actualmente el Director Ejecutivo de eLife, una nueva publicación de acceso abierto apoyada por el Wellcome Trust, el Howard Hughes Medical Institute y el Max Plank Society.

 

Traducido del orginal en portugués por Ernesto Spinak.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

PATTERSON, M. Reunión considera cómo el acceso abierto podría abordar las desigualdades – Publicado originalmente en la Research Information el 19 de Octubre 2014 [online]. SciELO en Perspectiva, 2014 [viewed ]. Available from: https://blog.scielo.org/es/2014/10/19/reunion-considera-como-el-acceso-abierto-podria-abordar-las-desigualdades/

 

One Thought on “Reunión considera cómo el acceso abierto podría abordar las desigualdades – Publicado originalmente en la Research Information el 19 de Octubre 2014

  1. Pingback: Acceso Abierto en América Latina libre de revistas predatorias | SciELO en Perspectiva

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Post Navigation