Resultados de ensayos clínicos no publicados distorsionan la investigación médica

Por Lilian Nassi-Caló

En 1997 fue creada la iniciativa ClinicalTrials.gov como acción conjunta de la agencia norteamericana Food and Drug Administration del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HSS) de los Estados Unidos a través de los Institutos Nacionales de Salud (NIH). Su propósito era establecer una plataforma para el registro de información sobre ensayos clínicos llevados a cabo por la iniciativa pública (institutos de investigación y agencias gubernamentales) y privada (compañías farmacéuticas). La Food and Drug Administration Modernization Act (FDAMA) hizo obligatorio el registro de ensayos clínicos en aquel año, así como su amplia disponibilidad a la comunidad médica, investigadores y al público en general. El portal y dominio son administrados por la National Library of Science (NLM/NIH) y allí se puede encontrar toda la información sobre la droga o el procedimiento médico a estudio, el investigador principal, patrocinador y, principalmente, los resultados sobre efectividad del tratamiento y efectos colaterales observados. El objetivo principal de la iniciativa es impedir que las partes interesadas oculten resultados negativos o efectos indeseables.

Desde entonces, organizaciones, gobiernos y sociedades científicas en todo el mundo corroboraron, adoptaron y crearon iniciativas semejantes con el objetivo de reglamentar el registro obligatorio y aumentar la confiabilidad y transparencia de los estudios. En Brasil, el desarrollo de la Plataforma Registro Brasileño de Ensayos Clínicos (ReBEC) comenzó en 2006 como acción conjunta del Ministerio de Salud de Brasil, Fundación Oswaldo Cruz, Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) y BIREME/OPAS/OMS, siendo inaugurada en 2010 y homologada en 2011 por la Organización Mundial de la Salud a través del Internacional Clinical Trials Registry Platform.

A pesar de esto, un post publicado anteriormente en este blog1 muestra que la reproducibilidad de los estudios sobre potenciales nuevos fármacos y terapias innovadoras es muy baja, lo que compromete los ensayos clínicos. En vista de eso, las compañías farmacéuticas están repitiendo los experimentos en sus laboratorios antes de reclutar voluntarios para la fase de prueba, evitando que recursos financieros y humanos sean desperdiciados con drogas y terapias poco prometedoras.

Un estudio reciente publicado en el New England Journal of Medicine2, sin embargo, muestra un escenario preocupante. La investigación fue realizada con más de 13 mil ensayos clínicos llevados a cabo entre 2008 y 2013 registrados en la plataforma ClinicalTrials.gov, sujetos a la reglamentación de la Food and Drug Aministration Amendments Act (FDAA), Ley Federal norteamericana aprobada 2007. El estudio muestra que, a pesar de la obligatoriedad de registrar los ensayos clínicos en una base de acceso público, una fracción reducida de los mismos se publica en revistas científicas, comprometiendo la transparencia y aplicabilidad de los resultados. Cabe resaltar que es en los EEUU que la mayor parte de los nuevos fármacos desarrollados en el mundo reciben su primera aprobación.

En el período de un año, los investigadores de la Universidad de Duke descubrieron que apenas el 17% de los ensayos encomendados por la industria farmacéutica fueron publicados. El NIH tiene un índice peor, con solo 8,1% de los ensayos publicados en el mismo período, y las otras instituciones de investigación gubernamentales tienen índice de publicación de 5,7%. En cinco años, los índices de publicación de ensayos clínicos subieron al 41,5% en el caso de las industrias, 38,9% para el NIH y 27,7% para las demás instituciones académicas públicas. Existen, teóricamente, sanciones para el que no lo hace. La FDA tiene poder para multar las compañías y reportar en le ClinicalTrials.tov sobre la publicación y el NIH puede cancelar el financiamiento, sin embargo eso es poco frecuente en la práctica.

Los investigadores suponen que los ensayos no publicados son aquellos que no muestras a las nuevas drogas como les gustaría a sus creadores. Las compañías farmacéuticas tiene motivos obvios para ocultarlos y los investigadores, por otra parte, prefieren publicar resultados positivos sobre drogas que prometen, lo que impulsa sus carreras académicas. Las revistas también contribuyen a este escenario, por favorecer artículos que muestran resultados positivos. Como resultado de todo esto, muchos fármacos en estudio parecen más promisorios de lo que en realidad son.

El artículo de los investigadores de la Universidad de Duke fue el tema en The Economist del 25 de julio de 20153. La revista semanal destaca la iniciativa internacional AllTrials, creada por la agencia británica Sense About Science para forzar a los investigadores a publicar la totalidad de los ensayos clínicos que conducen. La iniciativa solidaria trabaja para acercar la investigación científica a la sociedad civil y publica estudios sobre buenas prácticas en investigación y comunicación científica en todas las áreas del conocimiento. AllTrials cuenta con el apoyo de iniciativas como la Colaboración Cochrane, PloS y BMJ, entre otras, y tiene como objetivo estimular el registro y publicación de todos los ensayos clínicos. La petición4 que insta a los gobiernos, agencias reguladoras e instituciones de investigación a implementar medidas para promover la amplia difusión de los resultados de ensayos clínicos fue firmada hasta el momento por más de 85 mil personas y casi 600 organizaciones en todo el mundo.

Uno de los creadores de la iniciativa AllTrials, el médico e investigador británico Ben Goldacre, ilustra por medio de ejemplos cómo resultados relevantes de ensayos clínicos, si hubiesen sido divulgados a tiempo, habrían mudado el curso de la utilización de algunas drogas como el antidepresivo Prozac y el antiviral Tamiflu.

Si no fuera por motivos éticos y científicos, las compañías farmacéuticas pueden considerar de ahora en adelante la opinión de sus accionistas para obedecer la obligatoriedad de reportar todos los resultados de ensayos clínicos. Puede parecer contradictorio que los accionistas prefieran divulgar toda la verdad sobre una nueva droga, dado que eso podría traducirse en menores ganancias. Los inversores a largo plazo prefieren la verdad de inmediato como forma de reducir el nivel de riesgo de sus carteras. Los datos indican que el 30% del valor de una compañía está ligado a los resultados de sus ensayos. Junto a eso, en los últimos años las empresas farmacéuticas han sido fuertemente multadas en valores elevados por no cumplir la política de publicación de resultados. En este sentido, Sense About Science está desarrollando un sistema para clasificar a las empresas de acuerdo con su compromiso en publicar resultados de ensayos clínicos, lo que será sin duda de interés a los accionistas e inversores.

El futuro imaginado en 1997, cuando fue creada la iniciativa ClinicalTrials.gov, tal vez fuese diferente del presente. Sin embargo, las iniciativas que se han creado recientemente apuntan a una mayor transparencia de los ensayos clínicos a partir de ahora. Algunas empresas hasta han considerado publicar resultados hasta ahora inéditos – excepto para los autores de los estudios – sin embargo fracasaron por la falta del consentimiento adecuado de los participantes en ese momento.

Se espera que la actitud de la industria, el NIH y otras instituciones académicas públicas sujetas a la legislación de la FDAAA cambien en relación a la publicación de los resultados de ensayos clínicos. En las palabras de la autora del estudio del NEJM2, Dr. Monique Anderson, “publicar resultados de ensayos clínicos como forma de contribuir para el conocimiento médico y científico es tanto una obligación ética como legal. Es algo que prometemos a cada paciente que ingresa en un ensayo clínico”.

Notas

1. SCIENTIFIC ELECTRONIC LIBRARY ONLINE. La reproducibilidad en los resultados de investigación: la punta del iceberg. SciELO en Perspectiva. [viewed 02 August 2015]. Available from: http://blog.scielo.org/es/2014/02/27/la-reproducibilidad-en-los-resultados-de-investigacion-la-punta-del-iceberg/

2. ANDERSON, M.L., et al. Compliance with results reporting at ClinicalTrials.gov. N Engl J Med. 2015, vol. 372, pp. 1031-1039. DOI: 10.1056/NEJMsa1409364 Available from: http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMsa1409364

3. Clinical trials: Spilling the beans. Failure to publish the results of all clinical trials is skewing medical science. The Economist. 2015. Available from: http://www.economist.com/news/science-and-technology/21659703-failure-publish-results-all-clinical-trials-skewing-medical

4. Petição: “Todos os resultados de testes clinicos devem ser publicados”. AllTrials. Available from http://www.alltrials.net/petition/

Referencias

ANDERSON, M.L., et al. Compliance with results reporting at ClinicalTrials.gov. N Engl J Med. 2015, vol. 372, pp. 1031-1039. DOI: 10.1056/NEJMsa1409364 Available from: http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMsa1409364

Clinical trials: Spilling the beans. Failure to publish the results of all clinical trials is skewing medical science. The Economist. 2015. Available from: http://www.economist.com/news/science-and-technology/21659703-failure-publish-results-all-clinical-trials-skewing-medical

Food and Drug Administration Amendment Act of 2007. U.S. Government Publishing Office (GPO). 2007. Available from: http://frwebgate.access.gpo.gov/cgi-bin/getdoc.cgi?dbname=110_cong_public_laws&docid=f:publ085.110.pdf#page=82

Petição: “Todos os resultados de testes clinicos devem ser publicados”. AllTrials. Available from http://www.alltrials.net/petition/

SCIENTIFIC ELECTRONIC LIBRARY ONLINE. La reproducibilidad en los resultados de investigación: la punta del iceberg. SciELO en Perspectiva. [viewed 02 August 2015]. Available from: http://blog.scielo.org/es/2014/02/27/la-reproducibilidad-en-los-resultados-de-investigacion-la-punta-del-iceberg/

SCIENTIFIC ELECTRONIC LIBRARY ONLINE. Registro de ensayos clínicos avanza en la Unión Europea. SciELO en Perspectiva. [viewed 02 August 2015]. Available from: http://blog.scielo.org/es/2014/05/05/registro-de-ensayos-clinicos-avanza-en-la-union-europea/

Links externos

AllTrials –- <http://www.alltrials.net/>

ICTRP – <http://www.who.int/ictrp/en/>

Rebec – <http://ensaiosclinicos.gov.br/>

Sense About Science – <http://www.senseaboutscience.org/>

 

lilianSobre Lilian Nassi-Calò

Lilian Nassi-Calò estudió química en el Instituto de Química de la USP, tiene un doctorado en Bioquímica por la misma institución y un pos doctorado como becaria de la Fundación Alexander von Humboldt en Wuerzburg, Alemania. Después de concluir sus estudios, fue docente e investigadora en el IQ-USP. Trabajó en la industria privada como química industrial y actualmente es Coordinadora de Comunicación Científica en BIREME/OPS/OMS y colaboradora de SciELO.

 

Traducido del original en portugués por Ernesto Spinak.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

NASSI-CALÒ, L. Resultados de ensayos clínicos no publicados distorsionan la investigación médica [online]. SciELO en Perspectiva, 2015 [viewed ]. Available from: http://blog.scielo.org/es/2015/08/12/resultados-de-ensayos-clinicos-no-publicados-distorsionan-la-investigacion-medica/

 

3 Thoughts on “Resultados de ensayos clínicos no publicados distorsionan la investigación médica

  1. Marcela Auilar Fletes on August 28, 2015 at 23:50 said:

    Mw interesan temas de Bioética y Quimica y Tóxicologia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post Navigation