La colaboración y la acción concertada son clave para hacer que los datos abiertos sean una realidad [Publicado originalmente en el blog LSE Impact of Social Sciences en Octubre/2017]

Por Grace Baynes

El argumento a favor de las buenas prácticas de investigación y la apertura de datos para los productos de investigación es cada vez más indiscutible. El acceso abierto a los datos de investigación puede ayudar a acelerar el avance del descubrimiento y ofrecer más valor al permitir la reutilización y reducir la duplicación. La buena práctica de datos también hace más eficiente la investigación, efectiva y satisfactoria para los investigadores. Como lo revelan los datos de la encuesta Digital Science Open Data survey 20171, la comunidad de investigación reconoce el valor de los datos abiertos, sin embargo, las buenas prácticas de datos y el intercambio de datos aún están lejos del status quo.

Springer Nature y sus publicaciones han estado abogando por una buena práctica de datos por más de una década. Los esfuerzos recientes se han centrado en aumentar las opciones de publicación de datos para proporcionar crédito y fortalecer y simplificar nuestras políticas de datos. Nuestro enfoque futuro se centra en el apoyo y los incentivos para permitir el intercambio, la gestión y la apertura de datos, en colaboración con la comunidad investigadora.

El caso de los datos

El argumento a favor de una mejor práctica de los datos se ve reforzado por las preocupaciones mundiales sobre la reproducibilidad y la integridad de la investigación, la reducción del fraude y la mejora de los resultados de los pacientes. Hasta un 50% de la investigación pre clínica realizada en los EEUU, a un costo de USD 56,4 millardos por año, no puede ser reproducida, estima un estudio del año 20152. En el mismo año, una encuesta de Nature3 descubrió que el 70% de los más de 1.500 encuestados habían intentado y fallado en replicar el trabajo realizado por otros. Más sorprendente fue que el 50% de los encuestados no pudieron reproducir su propio trabajo. Existe evidencia de que la disponibilidad de los datos aumenta la reproducibilidad, como se informa en una revisión de trabajos de Nature Genetics4 y en otros lugares.

También hay un beneficio comprobado de la productividad en la buena práctica de datos. El archivo de datos puede duplicar la producción de publicaciones de proyectos de investigación, de acuerdo a un estudio5 de 7.000 proyectos de investigación financiados por los National Institutes of Health en ciencias sociales. También se ha visto el incremento en los impactos de citas de los trabajos cuando los datos se hacen disponibles – hasta en un 50% en astrofísica y entre 9-35% en chips de expresión genética, astronomía y paleooceanografía.

Los datos en esta encuesta muestran que los investigadores están usando los datos de investigación de otros (49%), o estarían dispuestos a hacerlo (80%). Sin embargo solo el 60% de los encuestado pone sus datos a disposición del público “con frecuencia” o “a veces”. Las formas más comunes de compartir datos siguen siendo información suplementaria en un artículo de revista o de colega a colega. Quizás lo más preocupante sea el almacenamiento de datos y la administración de datos. Solo el 20% de los encuestados había preparado un plan de gestión de datos, y las formas más comunes de almacenar datos activos y archivados eran discos duros personales, discos duros externos y servidores institucionales.

Los investigadores son personas inteligentes, responsables y motivadas. También son pobres en tiempo disponible, y no necesariamente quieren convertirse en expertos en licencias y datos. De modo que ellos requieren información clara, políticas simples y consejos. También es comprensible que prioricen el avance en su campo, su propia investigación y la construcción de sus carreras. Por lo tanto necesitan herramientas para facilitar el intercambio y la administración de los datos, y el crédito y los incentivos para hacer que la buena práctica de datos de investigación y la apertura de los datos valga la pena.

Para lograr el cambio, el gobierno, los financiadores, instituciones, bibliotecas, editores y los propios investigadores tiene un papel que desempeñar. Aquí hay áreas en la que esta encuesta nos ha llevado a pensar más sobre:

El papel del gobierno

Es interesante ver el apoyo a los mandatos nacionales para datos abiertos en esta encuesta (55% de los encuestados). Muchos países han abierto ahora los datos gubernamentales, proporcionando los mejores casos de uso hasta la fecha por el impacto económico y social de los datos abiertos. Cuando se trata de datos de investigación, los enfoques e infraestructuras nacionales seguirán necesitando un compromiso similar a largo plazo, y equilibrarse con el fomento de la colaboración internacional, incluso a través de repositorios globales específicos a cada disciplina.

El papel del financiador

Los resultados de esta encuesta sugieren que los mandatos de los financiadores no son un motivador clave para los datos abiertos. Esto contradice los hallazgos de otros estudios, y es contrario a lo que vemos como el papel crucial de los financiadores en la realización del cambio. El crecimiento de la publicación en acceso abierto se debió en parte a que los financiadores dieron mandatos claros y específicos, explícitamente haciendo disponibles los fondos y el requisito del cumplimiento. Springer Nature rastrea las políticas de los financiadores sobre los datos para ayudar a proporcionar asesoramiento a los autores sobre el cumplimiento. De manera alentadora, más de 50 financiadores ahora exigen o alientan el intercambio de datos, comparado con 28 en 2015. Hasta ahora, solo unos pocos financiadores tienen requisitos para planes de gestión de datos o declaraciones de disponibilidad de datos, o explícitamente ponen fondos disponibles para administración, almacenamiento y conservación de datos.

El papel de la institución

Las instituciones y las bibliotecas tienen un papel clave que desempeñar en el apoyo a los investigadores: ayudarlos a comprender y cumplir con los requisitos de los financiadores, la capacitación y el establecimiento de soluciones locales de gestión de datos de investigación y apoyo cuando sea necesario. Asociarse con iniciativas de datos, repositorios y otros socios útiles, incluyendo los editores ayudará a reducir la posible duplicación de esfuerzo y asegurar la sostenibilidad.

El papel del editor

Los editores trabajan estrechamente con los investigadores en muchas etapas del proceso, especialmente cuando escriben y comparten sus hallazgos. Aquí hay cinco acciones que pueden tomar los editores:

  1. Continuar abogando por buenas prácticas en diferentes comunidades.
  2. Fomentar una buena práctica de datos de investigación y datos abiertos a través de las políticas de la revista e información al autor: consulte, por ejemplo, las políticas de datos de investigación estandarizados de Springer Nature6, Research Data Support Helpdesk, y la lista de repositorios recomendados
  3. Proporcionar mecanismos de crédito por una buena gestión de datos y datos abiertos: a través de la publicación de datos, informes registrados, citas y enlaces de datos, y nuevos mecanismos tales como distintivos para prácticas abiertas.
  4. Ofrecer soluciones para ayudar a los investigadores a compartir sus propios datos: por ejemplo: nuestro Data Support Services piloto, que ayuda a los investigadores a depositar y conservar datos en asociación con Figshare.
  5. Asociarse con la comunidad de investigación para crear soluciones compartidas: por ejemplo, el grupo de interés Research Data Alliance (RDA) para mejorar los estándares de políticas de datos de investigación y enlace de datos y citas.

Varios otros editores, incluidos PLOS, Wiley, y Elsevier también están tomando algunos o todos estos pasos.

Es necesario que los gobiernos, los financiadores, las instituciones de investigación, los editores y los propios investigadores realicen esfuerzos concertados para que los datos abiertos generalizados sean una realidad y para que la gestión de datos de investigación sea la nueva norma. La colaboración y las asociaciones entre estos grupos harán que esto suceda más rápido y de manera más efectiva. Springer Nature espera seguir jugando su parte.

Nota de la autora: Este artículo refleja las opiniones de los autores y no la posición de LSE Impact Blog, ni la de London School Econonomics. Por favor, revise nuestra política de comentarios7 si tuviera alguna duda al publicar un comentario.

Notas

1. State of Open Data survey 2017 [online]. Figshare. 2017 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://figshare.com/articles/State_of_Open_Data_survey_2017/5480710

2. FREEDMAN, L. P., COCKBURN, I. M. and SIMCOE, T. S. The Economics of Reproducibility in Preclinical Research. PLOS Biology [online]. 2015, vol. 13, no. 6, e1002165, ISSN: 1545-7885 [viewed 29 October 2017]. DOI: 10.1371/journal.pbio.1002165. Available from: http://journals.plos.org/plosbiology/article?id=10.1371/journal.pbio.1002165

3. BAKER, M. 1,500 scientists lift the lid on reproducibility [online]. Nature. 2016 [viewed 29 October 2017]. Available from: http://www.nature.com/news/1-500-scientists-lift-the-lid-on-reproducibility-1.19970

4. IOANNIDIS, J. P. A., et al. Repeatability of published microarray gene expression analyses. Nature Genetics [online]. 2009, vol. 41, pp. 149–155 [viewed 29 October 2017]. DOI: 10.1038/ng.295. Available from: https://www.nature.com/articles/ng.295

5. PIENTA, A. M., ALTER, G. C. and LYLE, J. A. The Enduring Value of Social Science Research: The Use and Reuse of Primary Research Data. In: The Organisation, Economics and Policy of Scientific Research, Torino, Italy, 2010 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://deepblue.lib.umich.edu/handle/2027.42/78307

6. Research data policies and services [online]. Springer Nature. 2017 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://www.springernature.com/gp/authors/research-data-policy

7. Comments Policy [online]. LSE Impact of Social Sciences blog. [viewed 11 September 2017]. Available from: http://blogs.lse.ac.uk/impactofsocialsciences/comments-policy/

Referencias

ASTELL, M., et al. State of Open Data survey 2017 [online]. Figshare. 2017 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://figshare.com/articles/State_of_Open_Data_survey_2017/5480710

BAKER, M. 1,500 scientists lift the lid on reproducibility [online]. Nature. 2016 [viewed 29 October 2017]. Available from: http://www.nature.com/news/1-500-scientists-lift-the-lid-on-reproducibility-1.19970

BRYANT, R., LAVOIE, B. and MALPAS C. The Realities of Research Data Management. Dublin: OCLC Research, 2017.

Comments Policy [online]. LSE Impact of Social Sciences blog. [viewed 29 October 2017]. Available from: http://blogs.lse.ac.uk/impactofsocialsciences/comments-policy/

Data policy standardisation and implementation [online]. Research Data Alliance. 2017 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://www.rd-alliance.org/groups/data-policy-standardisation-and-implementation

Data Support Services (pilot) [online]. Springer Nature. 2017 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://www.springernature.com/gp/authors/research-data-policy/support-services/12327144

DORCH, S. B. F., DRACHEN, T. M. and ELLEGAARD, O. The data sharing advantage in astrophysics. arXiv.org [online]. 2015 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://arxiv.org/abs/1511.02512

FREEDMAN, L. P., COCKBURN, I. M. and SIMCOE, T. S. The Economics of Reproducibility in Preclinical Research. PLOS Biology [online]. 2015, vol. 13, no. 6, e1002165, ISSN: 1545-7885 [viewed 29 October 2017]. DOI: 10.1371/journal.pbio.1002165. Available from: http://journals.plos.org/plosbiology/article?id=10.1371/journal.pbio.1002165

HENNEKEN, E. A. and ACCOMAZZI, A. Linking to Data – Effect on Citation Rates in Astronomy. arXiv.org [online]. 2011 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://arxiv.org/abs/1111.3618

IOANNIDIS, J. P. A., et al. Repeatability of published microarray gene expression analyses. Nature Genetics [online]. 2009, vol. 41, pp. 149–155 [viewed 29 October 2017]. DOI: 10.1038/ng.295. Available from: https://www.nature.com/articles/ng.295

PIENTA, A. M., ALTER, G. C. and LYLE, J. A. The Enduring Value of Social Science Research: The Use and Reuse of Primary Research Data. In: The Organisation, Economics and Policy of Scientific Research, Torino, Italy, 2010 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://deepblue.lib.umich.edu/handle/2027.42/78307

PIWOWAR, H. A. and VISION, T. J. Data reuse and the open data citation advantage. PeerJ [online]. 2013, vol. 1, e175 [viewed 29 October 2017]. DOI: 10.7717/peerj.175. Available from: https://peerj.com/articles/175/

Research data policies and services [online]. Springer Nature. 2017 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://www.springernature.com/gp/authors/research-data-policy

SCHMIDT, B., GEMEINHOLZER, B. and TRELOAR, A. Open Data in Global Environmental Research: The Belmont Forum’s Open Data Survey. PLoS ONE [online]. 2016, vol. 11, no. 1, e0146695, ISSN: 1932-6203 [viewed 29 October 2017]. DOI: 10.1371/journal.pone.0146695. Available from: http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0146695

SEARS, J. Data Sharing Effect on Article Citation Rate in Paleoceanography [online]. Figshare. 2014 [viewed 29 October 2017]. Available from: https://figshare.com/articles/Data_Sharing_Effect_%20on_Article_Citation_Rate_in_%20Paleoceanography/1222998/1

 

Articulo original em inglés

http://blogs.lse.ac.uk/impactofsocialsciences/2017/10/29/collaboration-and-concerted-action-are-key-to-making-open-data-a-reality/

 

Traducido del original en inglés por Ernesto Spinak.

 

Como citar este post [ISO 690/2010]:

BAYNES, G. La colaboración y la acción concertada son clave para hacer que los datos abiertos sean una realidad [Publicado originalmente en el blog LSE Impact of Social Sciences en Octubre/2017] [online]. SciELO en Perspectiva, 2017 [viewed ]. Available from: http://blog.scielo.org/es/2017/11/06/la-colaboracion-y-la-accion-concertada-son-clave-para-hacer-que-los-datos-abiertos-sean-una-realidad-publicado-originalmente-en-el-blog-lse-impact-of-social-sciences-en-octubre2017/

 

One Thought on “La colaboración y la acción concertada son clave para hacer que los datos abiertos sean una realidad [Publicado originalmente en el blog LSE Impact of Social Sciences en Octubre/2017]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post Navigation